La fuerza del mercado laboral no consigue impulsar el consumo alemán

jueves 31 de enero de 2013 18:42 CET
 

BERLÍN (Reuters) - El mercado laboral se mantiene fuerte en Alemania pero esto no se está traduciendo en un aumento significativo del consumo privado, según datos difundidos el jueves, generando dudas sobre la fortaleza de la recuperación en la mayor economía de Europa.

Cifras de la Oficina Federal del Trabajo mostraron que el número de desempleados en términos desestacionalizados cayó inesperadamente en 16.000 personas en enero, rompiendo de esa forma una larga secuencia de alzas y llevando a la tasa de paro a un 6,8 por ciento, no muy lejos de un mínimo posterior a la reunificación.

La noticia será bien recibida por el Gobierno de centroderecha de la canciller Angela Merkel, quien se enfrentará a unas elecciones en septiembre que podrían estar fuertemente influidas por el estado de la economía y por la capacidad del Ejecutivo para evitar que el país se vea afectado por la debilidad de sus principales socios comerciales en Europa.

Sin embargo, el positivo desarrollo del mercado laboral se vio ensombrecido por datos que mostraron que las ventas minoristas cayeron al mayor ritmo en más de tres años en diciembre y por un nuevo pronóstico de la asociación minorista HDE, que espera que las ventas caigan en términos reales en 2013.

"Estas son cifras decepcionantes", dijo Christian Schulz de Berenberg Bank sobre los datos de ventas minoristas.

"Los consumidores no están abriendo sus carteras", agregó.

El indicador notoriamente volátil cayó un 4,7 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior, el resultado anual más débil desde mayo de 2009. Sobre una base mensual, la caída fue de un 1,7 por ciento, la mayor desde mayo de 2011.

Economistas consultados por Reuters esperaban que las ventas minoristas cayeran en Alemania un 0,1 por ciento en el mes y un 1,6 por ciento en el año.

A pesar de un bajo desempleo y un aumento de los salarios, el consumo privado se mantiene débil.   Continuación...

 
El mercado laboral se mantiene fuerte en Alemania pero esto no se está traduciendo en un aumento significativo del consumo privado, según datos difundidos el jueves, generando dudas sobre la fortaleza de la recuperación en la mayor economía de Europa. Imagen de una señal de tráfico ante la sede del mayor banco alemán, ell Deutsche Bank, en la ciudad de Fráncfort el 30 de enero. REUTERS/Kai Pfaffenbach