Las negociaciones entre Iberia y sindicatos entran en su recta final

jueves 31 de enero de 2013 11:32 CET
 

MADRID (Reuters) - La compañía aérea Iberia y los representantes sindicales de sus 20.000 empleados afrontan el jueves una reunión clave sobre la reestructuración de la deficitaria línea aérea, aunque los augurios para llegar a un pacto no son favorables al temer los sindicatos que la compañía imponga un ajuste más drástico en la recta final de las conversaciones.

"Habíamos alcanzado con la empresa una serie de acuerdos sobre el calendario de la reestructuración y los ajustes necesarios, pero parece que (la sociedad matriz) IAG quiere imponer medidas más traumáticas", dijo un portavoz sindical.

Iberia y los sindicatos tienen de plazo hasta el 31 de enero

para llegar a un acuerdo sobre la reestructuración de la compañía. Al día siguiente, el consejo de IAG tiene previsto reunirse en Madrid para estudiar los acuerdos alcanzados.

La reunión final entre sindicatos e Iberia comenzó esta mañana a las 11 horas y encima de la mesa hay un acuerdo provisional sobre una reducción de plantilla de 3.838 personas en los próximos cuatro años y un recorte de los salarios para los empleados restantes del 27 por ciento.

Según los sindicatos, este recorte fue pactado con los directivos de Iberia en España, pero IAG, la sociedad que controla Iberia y British Airways, no le habría dado su plácet, sino que mantendría su plan inicial de recortar 4.500 puestos y rebajar los salarios en un 30 por ciento dentro de los próximos dos años.

Tanto IAG como Iberia no quisieron hacer comentarios sobre las negociaciones en marcha.

Además de los sindicatos del personal de tierra, tripulación de cabina y de mantenimiento, también los cerca de 1.500 pilotos de Iberia se sentarán este jueves para pactar medidas de recorte de costes y mejora de la productividad.

La oferta de los pilotos agrupados en el sindicato Sepla consiste en una reducción de 330 puestos mediante bajas voluntarias y un recorte del 26 por ciento de sus salarios.   Continuación...

 
La compañía aérea Iberia y los representantes sindicales de sus 20.000 empleados afrontan el jueves una reunión clave sobre la reestructuración de la deficitaria línea aérea, aunque los augurios para llegar a un pacto no son favorables al temer los sindicatos que la compañía imponga un ajuste más drástico en la recta final de las conversaciones. En la imagen, empleados de Iberia protestan en Madrid el 30 de enero de 2013. REUTERS/Juan Medina