Vodafone España despedirá a 650 trabajadores, según sindicatos

miércoles 30 de enero de 2013 16:53 CET
 

MADRID (Reuters) - La operadora de telefonía móvil Vodafone planea despedir a 650 personas de su división española, dijeron el miércoles los sindicatos, frente a una reducción de plantilla de hasta 1.000 trabajadores prevista inicialmente.

La compañía, que cotiza en Londres, está en conversaciones con los sindicatos para reducir su plantilla de alrededor de 4.000 empleados en España, donde está cediendo terreno frente a competidores más baratos como Yoigo y operadores móviles "virtuales" que funcionan con ancho de banda alquilado a otras operadoras.

"La empresa ha querido dejar claro que el ERE (expediente de regulación de empleo) no se va a retirar en ningún caso y aunque trabajará en el ánimo de conseguir un acuerdo, lo presentará igualmente con o sin él", dijeron los sindicatos en un comunicado tras reunirse con Vodafone el martes.

Vodafone dijo que no podía hacer ningún comentario hasta que las negociaciones finalicen el 14 de febrero.

Vodafone redujo el valor de su negocio en España e Italia en 5.900 millones de libras en noviembre, diciendo que la debilidad económica y el desempleo habían llevado a una reducción de los ingresos del 11 por ciento en España en los primeros nueve meses del año pasado.

La división española de la operadora inició las negociaciones con los sindicatos a mediados de mes, y en un principio los sindicatos esperaban hasta 1.000 despidos, o alrededor de un 25 por ciento de la plantilla.

Además de 650 despidos, Vodafone quiere externalizar 130 empleos y cambiar condiciones laborales como salarios y horarios a otros 120 empleados, según los sindicatos.

 
La operadora de telefonía móvil Vodafone planea despedir a 650 personas de su división española, dijeron el miércoles los sindicatos, frente a una reducción de plantilla de hasta 1.000 trabajadores prevista inicialmente. En la imagen, una mujer pasa junto al logo de Vodafone en Luxemburgo, en esta imagen, el 20 de noviembre de 2012. REUTERS/François Lenoir