Los sindicatos temen mano dura de IAG en la reestructuración de Iberia

miércoles 30 de enero de 2013 12:51 CET
 

MADRID (Reuters) - Los sindicatos de Iberia temen que las negociaciones sobre la reestructuración de la deficitaria compañía aérea española descarrilen en el último momento ante posibles injerencias en las conversaciones de IAG ICAG.MC ICAG.L, la sociedad holding que controla Iberia y British Airways.

"Hemos pedido a Iberia que nos aclare si los acuerdos pactados en España para poner en marcha un ajuste menos traumático se verán respetados por IAG", dijo un portavoz sindical.

La dirección de Iberia y los sindicatos habían firmado a mediados de diciembre un "acta de acuerdo" que sentaba el marco general para sus negociaciones y prorrogó hasta 2017 el proceso de saneamiento de la compañía, dos años más que los inicialmente planteados por IAG en la presentación del plan de reestructuración

Los sindicatos dijeron a mediados de enero que también alcanzaron un acuerdo con la compañía para reducir el ajuste personal en 700 personas a 3.800 personas y suavizar los recortes salariales para los 16.000 empleados restantes de Iberia.

Un portavoz de Iberia no confirmó estos extremos: "No vamos a hacer comentarios sobre las negociaciones en marcha", dijo.

Iberia y los sindicatos tienen de plazo hasta el 31 de enero para llegar a un acuerdo sobre la reestructuración de la compañía. Al día siguiente, el consejo de IAG tiene previsto reunirse en Madrid para estudiar los acuerdos alcanzados.

"Son los dueños de Iberia y pueden convertir todos los acuerdos alcanzados en papel mojado", dijo la fuente sindical.

En el mercado, los analistas esperan que el proceso de transformación de Iberia continúe con o sin el consentimiento, aunque en este último caso aumentaría el riesgo de huelgas para la aerolínea.

"Noticias negativas que podrían desembocar en medidas de ajuste drásticas en Iberia y, a sus vez, provocar un conflicto laboral", dijo Sabadell Bolsa el miércoles en una nota a sus clientes.

 
Los sindicatos de Iberia temen que las negociaciones sobre la reestructuración de la deficitaria compañía aérea española descarrilen en el último momento ante posibles injerencias en las conversaciones de IAG ICAG.MC ICAG.L, la sociedad holding que controla Iberia y British Airways. Imagn de un chico participante en una concentración contra los dirigentes de la aeolínea en el exterior de su sede en Madrid el 27 de diciembre. REUTERS/Susana Vera