PREVIA - España debería levantar el veto de las ventas a corto

viernes 25 de enero de 2013 14:17 CET
 

MADRID (Reuters) - Un menor riesgo asociado al sector bancario español y las recientes mejoras en los mercados de deuda y renta variable invitan a que España levante la semana que viene el veto para las ventas a corto que actualmente afectan a todos los valores cotizados en bolsa.

"Ya no hay nada que les lleve a mantener la prohibición (...) No se va a mantener eternamente. Hay más tranquilidad en la prima de riesgo y quizá sea el momento adecuado y, además, es una anomalía", dijo Iván San Félix, analista de Renta 4.

Las operaciones cortas o vendedoras son aquellas en las que un inversor toma prestados títulos que vende con la esperanza de recomprarlos después a menor precio y embolsarse la diferencia. En la práctica, hasta su prohibición en julio, han perjudicado a algunos valores y en particular al rescatado sector bancario español, el que más pondera en el Ibex-35.

Varios países europeos, entre ellos España, coordinaron la prohibición temporal de estas operaciones para garantizar la estabilidad de los mercados financieros en los momentos más duros de la crisis de deuda de la zona euro el pasado verano, cuando el mercado apostaba por un inminente rescate a España.

Tan sólo España y la rescatada Grecia siguen teniendo vigente la prohibición, después de que Italia, Francia o Bélgica fueran abandonándola paulatinamente.

Ante el temor a que el levantamiento del veto hubiese profundizado la ya profunda crisis de un sector bancario en su enésima reestructuración, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) extendió la prohibición en octubre justo antes de que Popular - uno de los valores más afectados por "los cortos" - realizase una crucial ampliación de capital para evitar recibir fondos públicos.

Pero con la reestructuración bancaria actualmente encarrilada después de que España recibiese 40.000 millones de euros en ayuda de sus socios europeos para apuntalar su sector bancario, los expertos no ven más motivos para continuar con el veto.

"Creemos que se va a levantar porque pensamos que esa prohibición se extendió por la ampliación de capital de Popular para evitar que hubiera especulaciones y hubiera algún problema", dijo Soledad Pellón, estratega de mercado de IG. "Ahora, ya no se encuentra ningún motivo y el mercado es propicio", añadió.

La subida del 40 por ciento del Ibex-35 desde sus mínimos de julio y el retorno de la prima de riesgo a mínimos en casi un año han despejado la vía para el levantamiento.   Continuación...