Los bancos rescatados, sin prisa por devolver la ayuda del BCE

jueves 24 de enero de 2013 16:47 CET
 

MADRID (Reuters) - Los bancos españoles rescatados con fondos europeos no tienen ninguna prisa por devolver los préstamos de emergencia a tres años al Banco Central Europeo, al contrario que algunas entidades más sólidas.

BNP Paribas, Commerzbank y Santander están entre el creciente número de entidades que quieren devolver los préstamos pronto para marcar distancia con respecto a sus homólogos más pequeños y reducir al mismo tiempo los costes de financiación.

Sin embargo, tres bancos españoles rescatados por el Estado, Bankia, NCG Banco y Catalunya Banc, probablemente retengan los fondos mientras intentan encontrar un equilibrio entre el coste y la estabilidad de la financiación.

Las tres entidades, junto con otra rescatada por el Estado, Banco de Valencia, también recibieron 37.000 millones en bonos como parte del rescate de los bancos más débiles del país, que se resintieron por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Aunque los bonos del MEDE suponen una forma más barata de financiación, los préstamos del banco central merecen la pena retener porque son a plazos relativamente largos, dijo una fuente de una de las entidades rescatadas.

El BCE efectuó los préstamos a través de las operaciones de financiación a largo plazo (LTRO), dijo una fuente de uno de los bancos rescatados.

"No tenemos una gran disposición de devolver los préstamos LTRO en enero porque son préstamos a largo plazo. Hemos eliminado una exposición a la fluctuación de los tipos de interés o a una paralización del mercado", agregó.

"A primera vista, tenemos una mayor disposición a mantener esas líneas de crédito abiertas".

Una fuente de otra entidad rescatada, que habló bajo la condición de mantener el anonimato, se mostró de acuerdo con esa opinión.   Continuación...

 
Los bancos españoles rescatados con fondos europeos no tienen ninguna prisa por devolver los préstamos de emergencia a tres años al Banco Central Europeo, al contrario que algunas entidades más sólidas. Imagen del 23 de enero de la bandera de la Unión Europea ondeando en un centro comercial de Marbella, en Málaga. REUTERS/Jon Nazca