El Ibex-35 baja levemente a media sesión ante la ausencia de factores

miércoles 23 de enero de 2013 12:51 CET
 

MADRID (Reuters) - La bolsa española cotizaba con ligeras bajas a media sesión del miércoles, en línea con la tendencia de otras plazas europeas, en un clima de pocas noticias o factores nuevos que aporten una dirección sólida al mercado.

"Ahora mismo el mercado está insulso. No tenemos muchas noticias", dijo un operador de una sociedad de bolsa.

No obstante, el tono de los inversores era favorable al activarse la apelación de las empresas privadas e instituciones públicas a los mercados para financiarse al calor de las exitosas emisiones del Tesoro público de las últimas semanas - incluyendo una sindicada el martes después de casi un año.

En medio de la caída de la prima de riesgo del país, que aleja las expectativas de una solicitud de ayuda financiera de España a sus socios europeos, la Comunidad de Madrid dio mandato el miércoles a varios bancos para dirigir una emisión de bonos a cinco años.

"Parece que el crédito comienza a abrirse poco a poco y esto es una buena noticias para el mercado", dijo un analista.

Un informe del Banco de España apuntando a que se aceleró la recesión de la economía doméstica en el último trimestre de 2012 no tuvo impacto en bolsa.

Analistas dijeron que el centro de atención de los inversores se centraría ahora en el inminente comienzo de la temporada de resultados empresariales en España.

A las 12:20 horas, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en 358 puntos básicos (pb), seis pb por debajo del correspondiente a las últimas transacciones del martes.

Los dos grandes bancos mostraban una evolución irregular. Santander subía un 0,08 por ciento, mientras BBVA bajaba un 1,11 por ciento.   Continuación...

 
La bolsa española abrió el miércoles sin grandes cambios, en línea con las demás plazas europeas, después de que Google anunciara anoche un aumento mayor que el previsto de sus ingresos y alentara las expectativas de una temporada favorable de resultados en EEUU. En la imagen de archivo, un panel electrónico con la cotización del Ibex, el 16 de abril de 2012. REUTERS/Paul Hanna