Texas Instruments advierte sobre una débil demanda

miércoles 23 de enero de 2013 12:05 CET
 

(Reuters) - Texas Instruments ha reportado ingresos trimestrales mayores a los esperados por Wall Street, pero el fabricante de chips advirtió sobre una débil demanda y una extendida renuencia de los clientes a hacer pedidos hasta el último momento debido a las preocupaciones sobre el panorama macroeconómico.

Texas Instruments, que produce chips para productos que van desde automóviles a equipamiento industrial, dijo el martes que si bien los pedidos parecían seguir un ritmo normal para esta altura del año, los clientes dudaban sobre si aumentar sus inventarios de chips.

El jefe de Finanzas Kevin March dijo a Reuters que las ventas trimestrales estuvieron en la parte alta del rango esperado por la empresa debido a que los compradores hicieron algunos pedidos cerca del final del periodo.

Pero destacó que la debilidad en las economías europeas y en China, así como la incertidumbre sobre las políticas gubernamentales en Estados Unidos, estaba haciendo que los clientes no pidieran demasiados chips.

"Está la prolongada incertidumbre en Europa. Está la desaceleración en China que parece estar revirtiéndose y está el tema del abismo fiscal (en Estados Unidos) que se lleva todas las portadas de los diarios", dijo March a Reuters. "Si se combina, eso tiene a todo el mundo muy conservador en este momento", agregó.

La firma dijo que sus ganancias cayeron a 264 millones de dólares (198,6 millones de euros), o 23 centavos por acción, lo que se compara con ganancias de 298 millones de dólares, o 25 centavos por papel, en el mismo trimestre del año anterior.

Las ventas bajaron a 2.980 millones de dólares desde 3.420 millones de dólares, pero superaron las estimaciones de Wall Street de 2.950 millones de dólares según un sondeo de Thomson Reuters I/B/E/S.

Para el primer trimestre, la compañía advirtió que los ingresos podrían caer más mientras prevé un rango de entre 2.690 millones y 2.910 millones de dólares. Se espera que esta cifra incluya una baja de 135 millones de dólares por el cierre de su negocio de chips para teléfonos inalámbricos.

La empresa predice una ganancia por acción de entre 24 y 32 centavos por acción para este trimestre. Esa cifra incluye un cargo de 6 centavos relacionado a reestructuraciones y adquisiciones y beneficios fiscales de 6 centavos relacionados con un crédito para investigación y desarrollo.

El 10 de diciembre, la compañía había pronosticado ingresos en el cuarto trimestre de entre 2.890 millones de dólares y 3.010 millones de dólares y ganancias por acción en un rango de 5 a 9 centavos, incluyendo un cargo de 21 centavos por título relacionado con una reestructuración de su negocio de chips inalámbricos.

Las acciones de Texas Instruments caían levemente a 33,25 dólares en las operaciones tras el cierre de la sesión regular del Nasdaq, donde culminaron la jornada a 33,46 dólares.

 
Texas Instruments ha anunciado ingresos trimestrales mayores a los esperados por Wall Street, pero el fabricante de chips advirtió sobre una débil demanda y una extendida renuencia de los clientes a hacer pedidos hasta el último momento debido a las preocupaciones sobre el panorama macroeconómico. En la imagen, la entrada del edificio de Texas Instruments en Niza, el 18 de diciembre de 2012.REUTERS/Eric Gaillard