Las perspectivas de IBM elevan la esperanza de un mayor gasto en tecnología

miércoles 23 de enero de 2013 08:14 CET
 

(Reuters) - IBM, la empresa de servicios tecnológicos más grande del mundo, prometió un crecimiento mayor a lo esperado para todo el año después de que sus resultados del cuarto trimestre superaran las estimaciones, una señal de que los temores a que las empresas retrasaran sus gastos en tecnología podrían haber sido exagerados.

Se esperaba que las empresas se abstuvieran de invertir en tecnología en diciembre, en parte debido a las preocupaciones por el denominado "abismo fiscal" en Estados Unidos, que habría disparado recortes de gastos y alzas de impuestos automáticas si el Congreso no hubiera llegado a un acuerdo.

Una falta de acuerdo podría haber empujado a la economía estadounidense a la recesión.

La compañía reportó ganancias e ingresos trimestrales por encima de las estimaciones previas gracias al crecimiento de sus negocios en los mercados emergentes.

International Business Machines estimó ganancias de al menos 16,70 dólares por acción para todo el año, por encima de una estimación promedio de analistas de 16,57 dólares.

IBM anunció un crecimiento del 10 por ciento en sus ganancias del cuarto trimestre a 6.100 millones de dólares, o 5,39 dólares por acción, desde los 4,71 dólares por acción del mismo periodo del año anterior.

Los ingresos cayeron un 1 por ciento, a 29.300 millones de dólares.

Los analistas esperaban en promedio unas ganancias netas de 5.950 millones de dólares o 5,25 dólares por acción, y ventas por 29.050 millones de dólares, de acuerdo con Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos en Brasil, India, Rusia y China crecieron un 7 por ciento en 2012, o un 12 por ciento ajustado por variaciones cambiarias.   Continuación...

 
IBM, la empresa de servicios tecnológicos más grande del mundo, prometió un crecimiento mayor a lo esperado para todo el año después de que sus resultados del cuarto trimestre superaran las estimaciones, una señal de que los temores a que las empresas retrasaran sus gastos en tecnología podrían haber sido exagerados. En la imagen de archivo, un trabajador tras un logo de IBM en Hanover, el 26 de febrero de 2011. REUTERS/Tobias Schwarz