El mercado demanda con fuerza deuda pública española

martes 22 de enero de 2013 14:45 CET
 

MADRID (Reuters) - La deuda pública española vive un momento dulce en los mercados financieros, que demandan vehementemente cualquier plazo que el Tesoro Público del país lanza para financiarse en un año particularmente difícil para las cuentas del Estado central.

Además de superar holgadamente este martes la meta de colocación que la tesorería española se había fijado para sus letras a corto plazo, también ha recibido un aluvión de ofertas para adquirir un bono a 10 años que España intenta colocar mediante una emisión sindicada.

"Parece que la demanda de papel español a estas rentabilidades es muy fuerte", dijo Nicolás López, director de análisis y mercados de M&G Valores.

"El mercado no tiene muchas opciones de encontrar bonos a este nivel de rentabilidades", añadió López.

Aprovechando el clima favorable, la tesorería española adjudicó en letras a tres y seis meses un total de 2.784 millones de euros, frente a una meta máxima de 2.500 millones de euros, con los tipos más bajos desde hace casi un año.

En letras a tres meses, la tesorería pública colocó 1.206 millones de euros desde los 5.048 millones solicitados, con un tipo marginal del 0,460 por ciento desde el 1,273 por ciento de la anterior emisión del pasado 18 de diciembre.

Por su parte, a seis meses adjudicó 1.578 millones de euros en letras a seis meses comparado con los 6.072 millones solicitados, con una rentabilidad marginal del 0,920 por ciento, frente al 1,688 por ciento del 18 de diciembre.

DEMANDA HISTÓRICA

Con relación a la emisión sindicada - fórmula que el Tesoro no utilizaba desde febrero de 2012 - fuentes de mercado señalaron por la mañana que España podría colocar entre 6.000 y 8.000 millones de euros o incluso llegar a 10.000 millones, aprovechando la fuerte demanda. Sin embargo, una fuente del ministerio de Economía indicó a Reuters que la institución emisora no espera adjudicar más de 7.000 millones.   Continuación...

 
El Tesoro Público español aprovechó el clima relativamente favorable de los mercados financieros respecto a los activos periféricos de la zona del euro para volver a superar el objetivo máximo en una emisión de letras con los tipos más bajos desde hace casi un año. En la imagen de archivo, unos operadores durnte una subasta de bonos en Madrid, el 8 de noviembre de 2012. REUTERS/Andrea Comas