La bolsa española abre con ligera baja; el mercado consolida niveles

martes 22 de enero de 2013 10:06 CET
 

MADRID (Reuters) - La bolsa española inició el martes con ligeras caídas en un tono de consolidación tras las ganancias de la víspera hasta niveles desconocidos en once meses y a la espera de que el Tesoro español resuelva una emisión de letras a corto plazo y eventualmente lleve a cabo una emisión sindicada a 10 años.

Analistas dijeron que, con independencia del más corto plazo, el mercado continuaba positivo gracias al mayor apetito inversor por la esperanza sobre un acuerdo presupuestario en Estados Unidos.

"Pese a que no se ven inversores finales, el fondo el mercado es firme ante un cambio a mejor en el sentimiento respecto a los mercados periféricos (del euro) y esperanzas por algunos avances en las negociaciones para elevar el techo de la deuda en Estados Unidos", dijo un analista.

La tesorería pública española resuelve este martes una subasta de letras a 3 y 6 meses en la que espera colocar hasta un importe máximo de 2.500 millones de euros. El mercado prevé un recorte significativo de las rentabilidades.

La reunión del Eurogrupo del lunes se cerró con el nombramiento del ministro holandés de Finanzas Jeroen Dijsselbloem como nuevo presidente del Eurogrupo.

El presidente saliente, Jean-Claude Juncker, dijo que España, que estaba representada en la reunión por el ministro Luis de Guindos, no apoyó el nombramiento de Dijsselbloem.

Tras la reunión del Eurogrupo, el Ecofin se reúne este martes.

A las 0920 horas, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en 364 puntos básicos (pb), frente a los 363 pb de las últimas transacciones del lunes.

Entre los grandes valores, Telefónica perdía un 0,14 por ciento.   Continuación...

 
La bolsa española inició el martes con ligeras caídas en un tono de consolidación tras las ganancias de la víspera hasta niveles desconocidos en once meses y a la espera de que el Tesoro español resuelva una emisión de letras a corto plazo y eventualmente lleve a cabo una emisión sindicada a 10 años. En la imagen de archivo, una vista general de la Bolsa de Madrid, el 23 de julio de 2012. REUTERS/Susana Vera