Perú renovará la licencia de Telefónica tras una larga negociación

martes 22 de enero de 2013 07:29 CET
 

LIMA (Reuters) - Perú renovará "en los próximos días" las licencias de telefonía móvil al grupo español Telefónica, tras una prolongada negociación y en medio de una disputa por una multimillonaria deuda por impuestos, dijo el lunes el ministro de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes.

La renovación será por 18 años y 10 meses, período en el que Telefónica invertirá 1.184 millones de dólares (unos 890 millones de euros), tras aceptar las condiciones propuestas por el Gobierno peruano, entre ellas un plan social con descuento de hasta 50 por ciento sobre la actual tarifa para las zonas más pobres.

"Vencido el plazo que se le otorgó a la compañía, hemos recibido la respuesta de parte de ellos. En resumen puedo anunciarles que se trata de una aceptación incondicional de todas nuestras condiciones planteadas", dijo el ministro a periodistas.

"En días siguientes procederemos a darle curso a los procedimientos (...) a fin de renovar los contratos de concesión de telefonía móvil de esta compañía", agregó.

Las licencias para operar por 20 años la telefonía móvil en la ciudad de Lima vencieron entre mayo de 2011 y febrero de 2012, y la compañía había solicitado negociar con el Estado la renovación de los contratos.

Telefónica, que opera en el país andino desde hace dos décadas, es la mayor firma de telecomunicaciones en Perú y una de las mayores compañías del sector en Latinoamérica.

La renovación de las licencias con Telefónica, que tiene más de 20 millones de líneas de telefonía celular en servicio en Perú, ha sido criticada por algunos sectores de la oposición porque la sucursal local de la compañía mantiene una deuda no reconocida con el recaudador de impuestos peruano.

El Gobierno busca cobrarle una deuda equivalente a unos 860 millones de dólares por impuestos e intereses correspondientes a 2000 y a 2001.

Sobre ese tema, Paredes precisó que el mismo "corre por cuerdas separadas" y será resuelto en las instituciones pertinentes.

La compañía ha dicho que tiene cómo acreditar que la deuda es mucho menor por las millonarias inversiones hechas en el país que son deducibles del impuesto a la renta.