Señales optimistas para la economía de EEUU por la vivienda y el empleo

jueves 17 de enero de 2013 16:27 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que realizaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó a un mínimo nivel en cinco años la semana pasada, una señal de esperanza para el vacilante mercado laboral.

Otros datos divulgados el jueves mostraron un incremento en las construcciones residenciales el mes pasado, lo que sugiere que el mercado laboral está posicionado ahora para apoyar la recuperación económica durante este año.

Las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo cayeron en 37.000 a una cifra desestacionalizada de 335.000, el menor nivel desde enero de 2008, dijo el Departamento del Trabajo. Se trató de la mayor caída semanal desde febrero de 2010.

"Esta es una buena señal para las nóminas no agrícolas de enero", dijo David Sloan, economista de 4CAST en Nueva York.

Aunque el declive de la semana pasada puso fin a cuatro semanas consecutivas de aumentos, podría no señalar un cambio material en las condiciones del mercado laboral debido a que las solicitudes tienden a ser muy volátiles en esta época del año.

Esto se debe a grandes oscilaciones en el modelo usado por el Departamento del Trabajo para resolver fluctuaciones estacionales.

Los futuros de las acciones estadounidenses extendían ganancias tras la divulgación de los datos, mientras que los precios de los bonos del Tesoro cayeron. El dólar se fortalecía frente al yen y recortaba pérdidas ante el euro.

El promedio móvil de cuatro semana para nuevas solicitudes, una mejor medida de las tendencias del mercado laboral, cayeron en 6.750 a 359.250, lo que sugiere alguna mejoría en las condiciones subyacentes del mercado laboral.

El dato de solicitudes cubrió el sondeo semanal para las nóminas no agrícolas correspondientes a enero. El aumento del empleo ha sido gradual. Los empleadores crearon 155.000 puestos de trabajo en diciembre. La tasa de desempleo se mantuvo estable en un 7,8 por ciento el mes pasado.   Continuación...

 
El número de estadounidenses que realizaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó a un mínimo nivel en cinco años la semana pasada, una señal de esperanza para el vacilante mercado laboral. En la imagen de archivo, una línea de ensamblaje de motores en una planta de Honda en Ohio, el 11 de octubre de 2012. REUTERS/Paul Vernon