Airbus sufre una caída en los pedidos y pierde la corona ante Boeing

jueves 17 de enero de 2013 14:06 CET
 

TOULOUSE, Francia (Reuters) - Airbus reportó una caída del 43 por ciento en los pedidos el año pasado y cedió su corona como el fabricante de aviones más grande del mundo a Boeing, pero ha predicho mejoras tanto en las órdenes como en las entregas para 2013, mientras las aerolíneas buscan reducir los costes del combustible.

Airbus, una unidad del grupo aeroespacial europeo EADS, dijo también que sigue confiado en concretar su primer vuelo con su avión A350 con compuestos de carbono para mediados de año.

Por otra parte, las autoridades de aviación de Estados Unidos ordenaron el miércoles dejar el tierra todos los 787 Dreamliner de su rival estadounidense Boeing citando potenciales riesgos de incendio en las baterías.

Airbus dijo que registró 914 pedidos durante 2012, un año en el que Boeing aprovechó la demanda de aviones de tamaño mediano y vendió exactamente la misma cantidad solo de un modelo.

Ajustadas por cancelaciones, las órdenes netas de Airbus fueron 833.

Los pedidos brutos estuvieron muy por delante del objetivo de 650 aviones que se colocó la empresa en 2012, pero fueron bastante menores en comparación con los 1.339 nuevos aviones de Boeing, lo que dejó a Airbus con una cuota de mercado del 41 por ciento.

Boeing lideró los pedidos netos con 921 naves.

Las cifras estuvieron casi en línea con las estimaciones de más de 900 pedidos y una cuota de mercado del 41 por ciento reportadas por Reuters tras un repunte de última hora de Airbus que le permitió achicar la brecha con Boeing.

Airbus confirmó que entregó 588 aviones en 2012, un 10 por ciento más que en el año previo y por encima de su objetivo. No obstante, fue superado por primera vez en la década por los 601 aviones entregados por Boeing.   Continuación...

 
Airbus reportó una caída del 43 por ciento en los pedidos el año pasado y cedió su corona como el fabricante de aviones más grande del mundo a Boeing, pero ha predicho mejoras tanto en las órdenes como en las entregas para 2013, mientras las aerolíneas buscan reducir los costes del combustible. Imagen de Fabrice Bregier, presidente y consejero delegado de Airbus, en la rueda de prensa anual de la empresa celebrada el 17 de enero en su sede principal en la ciudad francesa de Toulouse. REUTERS/Jean-Philippe Arles