Alemania rechaza los estímulos pedidos por Rajoy

miércoles 16 de enero de 2013 14:56 CET
 

BERLÍN (Reuters) - El ministro de Economía de Alemania, Philipp Rösler, dijo el miércoles que no creía en paquetes de medidas económicas financiadas con deuda, en respuesta a la petición del presidente del Gobierno español de que los países que puedan permitírselo estimulen el crecimiento.

"No creemos en los paquetes económicos financiados por deuda", dijo en una rueda de prensa cuando se le preguntó por las palabras de Mariano Rajoy.

"Lo que hemos introducido a nivel europeo es el objetivo expreso de hacer el crecimiento posible en todos los países europeos, en toda la eurozona. También se trata de reforzar la competitividad", agregó.

Rösler agregó que las todas las medidas adoptadas por Europa, como reformas laborales, o una menor burocracia, estaban destinadas tanto a la estabilización presupuestaria como a una mejora de la competitividad.

En una entrevista el martes, Mariano Rajoy, solicitó a los países solventes que hagan más para estimular el crecimiento.

Sin embargo, el portavoz de la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que Europa no tendrá crecimiento económico si no reduce su deuda.

Preguntado sobre los comentarios de Rajoy en una entrevista con el Financias Times, Steffen Siebert dijo a periodistas que existe un amplio acuerdo entre los dirigentes europeos, incluyendo Rajoy.

"Tenemos dos problemas en Europa - la excesiva deuda en el largo plazo y una competitividad insuficiente. Tenemos un objetivo común - el crecimiento sostenible y la creación de empleo, especialmente para los jóvenes. No conseguiremos estos objetivos si no atajamos los problemas fundamentales", expresó.

 
El ministro de Economía de Alemania, Philipp Rösler, dijo el miércoles que no creía en paquetes de medidas económicas financiadas con deuda, en respuesta a la petición del presidente del Gobierno español de que los países que puedan permitírselo estimulen el crecimiento. Imagen de Rösler durante un encuentro de su partido, los liberal demócratas, que gobiernan en coalición en Alemania, celebrado el 6 de enero en la ciudad de Stuttgart. REUTERS/Ralph Orlowski