Renault quiere eliminar 7.500 puestos en Francia

martes 15 de enero de 2013 20:37 CET
 

PARÍS (Reuters) - Renault quiere eliminar 7.500 empleos en Francia antes de 2016 para mejorar la competitividad ante el continuo deterioro del mercados nacional y europeo.

El recorte, equivalente al 14 por ciento de la plantilla de Renault en Francia, supone un nuevo golpe para el presidente François Hollande, que ha hecho de la creación de empleo una prioridad este año, mientras la tasa de paro alcanza su máximo de trece años.

Renault está presionando a sus empleados para que acepten un nuevo acuerdo nacional sobre pagos y condiciones para reducir costes y alinear la productividad con instalaciones europeas menos costosas como su planta española en Palencia y la fábrica Sunderland de su socio Nissan en Inglaterra.

La compañía espera alcanzar cerca del 75 por ciento de los recortes mediante una rotación natural de personal, dijo una portavoz de Renault el martes al finalizar la última de una serie de reuniones con sindicatos.

Las compañías automovilísticas europeas están reduciendo costes y capacidad, en un momento en que la crisis de deuda en la zona euro y las medidas de austeridad de los gobiernos de la región hacen mella en la demanda de los consumidores.

Las ventas de coches en Francia, España e Italia en 2012 cayeron a su nivel más bajo en años.

El fabricante de automóviles francés PSA Peugeot Citroën, rival de Renault, está teniendo problemas para revertir las crecientes pérdidas al eliminar más de 10.000 empleos locales y cerrar una planta de montaje cerca de la capital francesa.

A su vez, la automotriz japonesa Honda 7267.T anunció el viernes planes para reducir cerca de 800 empleos en su planta cerca de Swindon, en el sudoeste de Inglaterra, ante una débil demanda de sus vehículos en Europa.

EXCESO DE CAPACIDAD   Continuación...

 
Renault quiere eliminar 7.500 empleos en Francia antes de 2016 para mejorar la competitividad ante el continuo deterioro del mercados nacional y europeo, dijo el martes una portavoz de la automotriz francesa. En la imagen, un logo de Renault en un concesionario en París el 2 de noviembre de 2012. REUTERS/Christian Hartmann