Una España en recesión ve mejoras en competitividad

martes 15 de enero de 2013 16:23 CET
 

MADRID (Reuters) - Como proveedor de sistemas de seguridad financiera, la compañía tecnológica española Realsec podría haber sido fácilmente víctima de la crisis bancaria y económica del país. Sin embargo, Realsec disfruta actualmente de un crecimiento de ingresos de dos dígitos gracias a nuevos clientes en Latinoamérica.

El 80 por ciento de sus ingresos procede del exterior, frente al 20 por ciento en 2009. La plantilla ha crecido desde los 15 trabajadores de 2007 a los 32 de ahora, y el consejero delegado, Jesús Rodríguez, está buscando nuevas oficinas, ya que las actuales con vistas al estadio del Real Madrid se están quedando pequeñas.

"En 2007, España era nuestro principal mercado, pero se congeló en 2009", dijo. "Estamos creciendo por el desarrollo internacional, si no, no hubiera sido posible", añadió.

Realsec apunta a un rayo de esperanza para la cuarta mayor economía de la zona euro, aunque el Fondo Monetario Internacional prevé que España siga en recesión durante gran parte de 2013. Ante el desplome de la demanda doméstica, algunas compañías se han convertido en exportadoras.

Los mercados latinoamericanos han sido un objetivo prioritario para las compañías españolas por la ventaja del idioma, y gigantes como Telefónica y Banco Santander han incrementado su exposición allí para compensar los problemas en el mercado doméstico.

Las exportaciones españolas se han disparado alrededor de un 40 por ciento desde 2009; y en los 10 primeros meses de 2012, las exportaciones españolas a Latinoamérica crecieron un 18,5 por ciento con respecto a 2011, más que a cualquier otra región.

En julio del año pasado, España registró su primer superávit por cuenta corriente - entradas netas de dinero procedente del comercio y otras fuentes - desde agosto de 1998, y registró otro superávit en octubre. La UE prevé que las exportaciones netas contribuyan con un 2,7 por ciento al crecimiento del PIB en 2012, frente al -4,4 por ciento de la demanda doméstica.

El éxito exportador de España es uno de los pocos brotes verdes de Europa. En Irlanda, algunas empresas se están beneficiando de la caída de los niveles salariales, mientras que la caída de los precios del suelo en el país ha estimulado una nueva ola de inversión extranjera directa.

En Italia, las empresas han aplaudido la relajación de las rígidas leyes laborales por parte del Gobierno, con la esperanza de que lleven a más inversiones y contratos.   Continuación...

 
Como proveedor de sistemas de seguridad financiera, la compañía tecnológica española Realsec podría haber sido fácilmente víctima de la crisis bancaria y económica del país. Sin embargo, Realsec disfruta actualmente de un crecimiento de ingresos de dos dígitos gracias a nuevos clientes en Latinoamérica. En la imagen, una terminal de mercancías en el puerto de Barcelona en una visión general el 14 de enero de 2013. REUTERS/Albert Gea