Sindicatos franceses y empresarios logran un acuerdo sobre la reforma laboral

sábado 12 de enero de 2013 11:58 CET
 

PARIS (Reuters) - Grupos de empresarios y los principales sindicatos de Francia lograron un acuerdo para reformar las rígidas normas laborales, despejando el camino para una nueva ley en 2013 y fortaleciendo la credibilidad del presidente François Hollande como un reformista.

El acuerdo llega en un buen momento para Hollande, que ha luchado con unos bajos índices de aprobación relacionados con la percepción de que no tiene poder para revertir la tendencia de crecimiento del desempleo, que se acerca a un máximo de 15 años.

El acuerdo formará la base de un proyecto de ley para reformar el mercado laboral a comienzos de 2013, lo que debería ayudar a las empresas a ajustarse frente a la caída de la demanda y a limitar costes en el caso de despidos, mientras que ofrece más seguridad laboral a los trabajadores con contratos temporales.

"Esta noche, los agentes sociales han puesto a Francia en lo más alto de los criterios europeos en términos de mercado laboral y relaciones sociales. El acuerdo que han logrado no es para nada miope", dijo el sindicato de empleadores Medef en un comunicado.

Tres de los cinco sindicatos más grandes del país representados en las negociaciones dijeron que recomendarían firmar el acuerdo. Dos sindicatos más radicales, el CGT y FO, criticaron el borrador como un retroceso en los derechos de los trabajadores y dijeron que no firmarían.

Para que el acuerdo sea considerado con validez nacional, una mayoría de los cinco sindicatos debe firmarlo. La semana próxima se firmará un acuerdo formal los consejos directivos de los grupos.

Sin embargo, los economistas que han comentado borradores previos del acuerdo dijeron que su impacto sería menos profundo que las reformas Hartz 4 lanzadas por el ex canciller alemán Gerhard Schröder, y que es poco probable que propicie un cambio rápido en la tendencia del desempleo.

"¿Será esto suficiente para garantizar un cambio en la tendencia del desempleo antes de finales de 2013 como prometió el presidente Hollande? Creemos que no", dijo el economista de Societe Generale Michel Martinez en una nota antes de que se lograra el acuerdo.

 
Grupos de empresarios y los principales sindicatos de Francia lograron un acuerdo para reformar las rígidas normas laborales, despejando el camino para una nueva ley en 2013 y fortaleciendo la credibilidad del presidente François Hollande como un reformista. En la imagen de archivo, un trabajador de una empresa de detergentes y jabones en Marsella, el 19 de diciembre de 2012. REUTERS/Jean-Paul Pelissier