PREVIA- El Tesoro estrena el año con un clima financiero favorable

miércoles 9 de enero de 2013 17:57 CET
 

MADRID (Reuters) - La tesorería pública española afronta la primera emisión de deuda del año en un clima financiero favorable para la deuda periférica del euro, lo que le permitirá colocar en el mercado primario hasta 5.000 millones de euros a un menor coste para el país.

Un continuado apetito inversor por los activos de riesgo desde el final del pasado año en medio de un contexto global relajado para los tipos de interés, ha reducido la prima de riesgo de países como España o Italia, disparando el atractivo de sus bonos, todavía remunerados a un nivel visiblemente superior al de otros estados con economías más en forma.

"Estamos en un momento dulce del mercado donde hay mucho apetito (por el riesgo) y no creo que las emisiones de España de mañana tengan mayores complicaciones", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup.

"A muy corto plazo, es muy difícil encontrar un potencial claramente negativo", añadió Martínez.

Precisamente, en este clima financiero favorable, varias empresas del Ibex-35 han aprovechado para emitir esta semana deuda corporativa en condiciones relativamente cómodas.

Este jueves, el estado central de España subasta un total de tres referencias de bonos y obligaciones con las que espera absorber en torno a un 35 por ciento de los vencimientos de largo plazo acumulados en el primer mes del año.

Analistas dijeron que la necesidad de recolocar liquidez a principios de año así como la convicción de que los principales bancos centrales del mundo están decididos a atajar cualquier situación de tensión financiera, también han catalizado el interés por la deuda periférica.

"Ahora veo un panorama bastante favorable para la deuda periférica, entre ella la española", apostilló un analista.

UN RESCATE MÁS LEJANO   Continuación...

 
La tesorería pública española afronta la primera emisión de deuda del año en un clima financiero favorable para la deuda periférica del euro, lo que le permitirá colocar en el mercado primario hasta 5.000 millones de euros a un menor coste para el país. En la imagen, unos operadores siguen el desarrollo de una subasta de bonos en Madrid, el 5 de diciembre de 2012. REUTERS/Andrea Comas