Noruega construirá un enorme gasoducto en el Ártico

martes 8 de enero de 2013 16:51 CET
 

OSLO (Reuters) - La empresa Gassco, operadora del sistema de gas noruego, reveló un plan para construir un gasoducto de 480 kilómetros hasta el Ártico, lo que proporcionará una pieza clave de infraestructura para el desarrollo de varios proyectos en la zona.

El gasoducto Polarled entraría en funcionamiento a finales de 2016, con una capacidad de 70 millones de metros cúbicos por día, para transportar gas desde el yacimiento Aasta Hansteen de Statoil de 47.000 millones de metros cúbicos a una planta de procesamiento terrestre, dijo Gassco el martes en un comunicado.

La inversión en un paso decisivo en la iniciativa de la industria de crudo y gas para llegar al Ártico y abre el escenario para la ronda de licencias de este verano, en la que Noruega planea ofrecer 86 bloques, en su mayoría en zonas marítimas del Ártico, a firmas petroleras.

Polarled, el gasoducto más importante construido en mares noruegos desde que el gasoducto Langeled comenzó a entregar gas noruego a Reino Unido en 2007, también juntará gas de varios yacimientos más pequeños, entre ellos Linnorm de Royal Dutch Shell y Zidane de RWE, llevado a una planta procesadora operada por Shell en Nyhamna en el noroeste de Noruega.

Gassco no dio una estimación del coste del proyecto.

Los socios en el gasoducto incluyen a Statoil, la firma estatal de almacenamiento Petoro, OMV, Shell, Total, RWE, ConocoPhillips, Edison, Maersk y GDF Suez.