Rajoy sigue sin descartar un rescate

viernes 28 de diciembre de 2012 18:40 CET
 

MADRID (Reuters) - El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, siguió el viernes sin despejar la incógnita de si España solicitará asistencia en los próximos meses a sus socios europeos, pese a que hasta este momento no lo haya considerado necesario.

"El Gobierno español hasta el presente momento no ha creído conveniente realizar la petición (...) pero no podemos descartarlo para el futuro", dijo Rajoy en una rueda de prensa de balance del año.

El líder del Ejecutivo señaló que el simple hecho de que el Banco Central Europeo creara el mecanismo para rebajar los costes de financiación de los países europeos con problemas había servido para tranquilizar a los mercados.

España, que trata de reconducir las cuentas públicas en medio de una profunda recesión, está considerada el primer beneficiario más probable del programa de compra de bonos, a través del cual el BCE compraría cantidades potencialmente ilimitadas de bonos de un país con problemas de financiación.

Rajoy repasó en un discurso sin novedades un primer año de mandato "muy turbulento", en el que España ha tenido la prima de riesgo en máximos históricos, la economía se sumió en una profunda recesión con el paro en el nivel más alto de la historia con un 25 por ciento y se produjo el rescate europeo del sector bancario español, abrumado por la carga de la debacle inmobiliaria.

Para el año que viene, que vaticinó será "muy duro", reiteró la visión del Ejecutivo de que en la segunda mitad la evolución económica será mejor que en el primer semestre.

Pese a reconocer el incumplimiento de su programa electoral, culpó a la herencia recibida del anterior gobierno socialista por la difícil situación que atraviesa España y defendió como "imprescindibles" los "sacrificios" exigidos a los ciudadanos, con duros recortes del gasto público y alzas de impuestos aplicadas al dictado de los socios de la eurozona.

"(El Gobierno pide) Comprensión con medidas que a nadie gusta pero que son imprescindible para superar esta situación", dijo, tras reconocer el "escepticismo", "desesperanza" y "decepción" que afecta a parte de la población.

Algunas de las decisiones más polémicas tomadas por el Ejecutivo de Rajoy en el marco de la política de austeridad impuesta por Bruselas este año fueron los ajustes en Sanidad y Educación, el recorte salarial a los funcionarios, el alza del IVA o la no revalorización de las pensiones, que han llevado a amplias protestas y dos huelgas generales en solo un año.   Continuación...

 
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, siguió el viernes sin despejar la incógnita de si España solicitará asistencia en los próximos meses a sus socios europeos, pese a que hasta este momento no lo haya considerado necesario. Imagen de Rajoy en la rueda de prensa en la que hizo balance del año celebrada ell 28 de diciembre en el Palacio de La Moncloa en Madrid. REUTERS/Juan Medina