Un empleo, el regalo más deseado de Navidades españolas

sábado 22 de diciembre de 2012 11:11 CET
 

MADRID, 22 dic Reuters) - Hace algunos años, en la boyante España del "boom" del ladrillo, los nuevos edificios se poblaban de papanoeles que trepaban por sus balcones a dejar regalos, y la mayoría de los españoles no se imaginaban deseando trabajar en Navidades.

Sin embargo, en la España modelo 2012, con un paro récord del 25 por ciento, un empleo de fin de año puede ser el regalo más deseado en estas Navidades.

Estas circunstancias han creado un perfil hasta ahora desconocido de personas que demandan unos trabajos navideños hasta hace poco realizados por jóvenes estudiantes, personas con escasa formación o inmigrantes con apuros económicos.

"Tradicionalmente, los candidatos a puestos en esta época eran estudiantes que aprovechaban el periodo vacacional para conseguir unos ingresos, pero en los últimos años se les han ido uniendo las amas de casa y desempleados", dice Manuel Solís, director general de la empresa de trabajo temporal Manpower, destacando que también se incorporan a la búsqueda trabajadores muy cualificados.

Es el caso de Anabel González, licenciada en publicidad y con un posgrado en Comunicación, contratada por unos 700 euros al mes para promocionar productos alimenticios en una gran superficie durante el comercial periodo navideño.

"Aunque es un poco frustrante no dedicarse a lo que has estudiado, no me siento mal, porque es un trabajo estacional, y es llevadero", dice esta burgalesa de 28 años que lleva un año sin empleo y tiene que recibir la ayuda de sus padres para vivir en el piso que comparte con dos amigas en Madrid.

En una Navidad marcada por el descenso del consumo, la mayor parte de la contratación la realizan empresas de trabajo temporal (ETTs), que anticipan que este año las contrataciones no subirán.

La Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT) prevé una menor contratación que el año pasado (500.000 frente a 550.000) porque en 2012 "las familias tienen menos renta disponible para compras extraordinarias, debido a las elevadas tasas de paro, el incremento en IRPF e IVA y la ausencia de paga extraordinaria de los trabajadores de la función pública".

Sin embargo, lo que sí ha subido estas Navidades es la cantidad de demandantes de este tipo de empleo temporal.   Continuación...

 
Hace algunos años, en la boyante España del "boom" del ladrillo, los nuevos edificios se poblaban de papanoeles que trepaban por sus balcones a dejar regalos, y la mayoría de los españoles no se imaginaban deseando trabajar en Navidades. En la imagen, José Luis posa en un carrusel en una feria navideña en Madrid, el 20 de diciembre de 2012. REUTERS/Andrea Comas