La Bolsa española cierra con alza en una jornada de transición

viernes 21 de diciembre de 2012 18:09 CET
 

MADRID (Reuters) - La bolsa española cerró el viernes con un avance moderado en una típica sesión prenavideña, con los inversores atentos al desarrollo de las negociaciones para evitar el "precipicio fiscal" en Estados Unidos y posicionándose de cara al final del ejercicio.

El presidente de la Cámara de Representantes estadounidense, John Boehner, no logró anoche el respaldo de los legisladores republicanos a un proyecto de ley diseñado para conseguir concesiones del presidente Barack Obama en las negociaciones sobre la crisis fiscal.

Estas preocupaciones provocaron descensos en Wall Street que arrastraron a la baja a las principales plazas europeas durante parte de la jornada, pero la confianza en un acuerdo de última hora y los movimientos técnicos y el efecto "maquillaje" de fin de año permitió acabar la jornada en positivo.

"Estamos viendo más de lo mismo: con las rachas de pesimismo cae la renta variable, el euro y el crudo, y cuando hay optimismo, lo contrario", dijo un operador en Madrid.

"Pero la sensación generalizada es que habrá acuerdo (fiscal en EEUU)", añadió, señalando que muchos inversores estaban cuadrando carteras de cara al cierre de fin de año.

La sesión tuvo algunos momentos de movimientos bruscos, por los vencimientos de futuros y opciones sobre índices y acciones (la llamada 'cuádruple hora bruja'), que suelen dar volatilidad a los mercados y en esta ocasión dieron un sesgo positivo al final de la jornada.

La prima de riesgo española, que mide el diferencial entre la deuda española y alemana, que se situaba en los 388 pb, un nivel similar al del cierre bursátil de la víspera.

El Ibex 35 cerró el viernes con un avance del 0,32 por ciento, a 8.291,0 puntos -lo que supone una ganancia del 3,3 por ciento en la semana-, con los dos grandes del preponderante sector bancario, Santander y BBVA, ganando un 1,24 y un 0,4 por ciento, respectivamente.

El banco cántabro dijo el viernes que había vendido varios edificios emblemáticos en el centro de Madrid por un importe de 215 millones de euros y una plusvalía bruta de 85 millones de euros.   Continuación...