Cataluña desafía al Gobierno con impuesto sobre los depósitos

martes 18 de diciembre de 2012 19:42 CET
 

MADRID (Reuters) - La Generalitat catalana aprobó el martes la urgente creación de un impuesto retroactivo sobre los depósitos de los bancos que operan en la región que choca frontalmente con los planes del gobierno central dirigidos a neutralizar iniciativas en este sentido de varias comunidades autónomas.

"La nueva figura tributaria se enmarca en el actual contexto económico-financiero y la necesaria consecución de las medidas de reequilibrio económico adoptadas, que obligan al Ejecutivo a tomar importantes decisiones en materia tributaria", dijo el gobierno autonómico catalán en un comunicado colgado en su página web.

La Generalitat busca captar con el nuevo impuesto -que no afectará a los clientes de las entidades y entrará en vigor tan pronto como este miércoles- unos 500 millones de euros al año.

Con esta figura fiscal, que tendrá carácter retroactivo con fecha 30 de noviembre, la Generalitat se adelanta a los pasos del Gobierno central, que la semana pasada incluyó una serie de enmiendas a una ley tributaria de próxima introducción que incluían un impuesto a los depósitos bancarios a tipo cero a partir de enero.

El objetivo declarado de esta medida del Gobierno de Mariano Rajoy era evitar que las comunidades autónomas actuasen por su cuenta en este ámbito tras una sentencia del Tribunal Supremo que avalaba este impuesto, por lo que se apresuró a crear el tipo cero para inhabilitar los tributos en vigor en Andalucía, Extremadura y Canarias.

"(El impuesto a los depósitos de la banca) blinda un espacio fiscal con recursos jurídicos que lo avalan (...) ante la fea maniobra (del Gobierno español) para intentar este espacio fiscal a tipo cero", dijo en declaraciones a periodistas el portavoz del gobierno catalán en funciones, Francesc Homs.

"Es un auténtico proceso de sabotaje, ni hacen ni dejan hacer", añadió, en alusión a las dificultades para conseguir recursos con los que cumplir con el objetivo de déficit impuesto por el Ejecutivo a las regiones en el 1,5 por ciento del PIB.

Recientemente, el Gobierno del Partido Popular recurrió ante el Tribunal Constitucional la tasa de un euro por receta que impuso la Generalitat para contener el déficit en una de las regiones más endeudadas de España.

Cataluña, una de las regiones más ricas pero también de las más endeudadas de España, y el Gobierno central están enzarzados en una serie de polémicas, principalmente por la financiación de la región, que desencadenó unas elecciones anticipadas y un pulso secesionista.

/Por Jose Elías Rodríguez/

 
La Generalitat catalana aprobó el martes la urgente creación de un impuesto retroactivo sobre los depósitos de los bancos que operan en la región que choca frontalmente con los planes del gobierno central dirigidos a neutralizar iniciativas en este sentido de varias comunidades autónomas. En la imagen, el presidente catalán en funciones y candidato de CiU, Artur Mas, durante la votación para elegir al nuevo presidente del Parlamento catalán, en Barcelona, el 17 de diciembre de 2012. REUTERS/Gustau Nacarino