Garoña, la central nuclear más antigua de España, echa el cierre

domingo 16 de diciembre de 2012 13:32 CET
 

MADRID (Reuters) - La central nuclear de Santa María de Garoña, la más antigua de España, pone fin el domingo a su actividad antes de que los nuevos impuestos incluidos en la reforma energética del Gobierno entren en vigor y hagan inviable su futuro.

España va a introducir impuestos más altos para la generación de electricidad como medida para abordar un déficit de tarifa de 24.000 millones de euros después de años de vender la energía por debajo del coste.

La reforma energética supondría 153 millones de euros en impuestos para Garoña en 2013, dijo en un comunicado su operador, Nuclenor, lo que explicó "incrementaría las actuales pérdidas económicas hasta el punto de llevar a Nuclenor a entrar en causa de disolución y en situación concursal".

La central - que abrió en 1970 y produce alrededor de un 1,4 por ciento de la producción eléctrica española anual - será desconectada a las 23.00 horas, cuando se trasladará el combustible del núcleo a la piscina de almacenamiento de la instalación.

El Ministerio de Industria quería mantener Garoña abierta y asegurar el mix energético del país, pero Nuclenor dijo que tendría que invertir 120 millones de euros para mantener la planta en funcionamiento, además de hacer frente a los nuevos impuestos.

España depende de las importaciones para cubrir sus necesidades energéticas y la energía nuclear supuso un 20 por ciento de la demanda eléctrica domestica en 2011.

 
La central nuclear de Santa María de Garoña, la más antigua de España, pone fin el domingo a su actividad antes de que los nuevos impuestos incluidos en la reforma energética del Gobierno entren en vigor y hagan inviable su futuro. En la imagen de archivo, una vista general de Garoña, el 27 de marzo de 2011. REUTERS/Félix Ordóñez