Cuatro empleados de Deutsche Bank, encarcelados por evasión impositiva

jueves 13 de diciembre de 2012 19:56 CET
 

FRANCFORT (Reuters) - Cuatro de los cinco empleados de Deutsche Bank arrestados por blanqueo de dinero u obstrucción a la justicia, en relación con un plan de comercio de derechos de emisiones de carbono, permanecerán en prisión, dijo el jueves el fiscal de Fráncfort.

A uno de los empleados del banco se le permitió regresar a su casa por problemas de salud, dijo el fiscal.

Los trabajadores de Deutsche Bank fueron arrestados el miércoles durante registros al mayor prestamista de Alemania.

El fiscal de Fráncfort, Guenter Wittig, dijo que es demasiado pronto para concluir si los registros -realizados por 500 inspectores impositivos, policías y fiscales- arrojarán nuevas evidencias.

"Esto llevará meses. No puedo comentar sobre una investigación en curso", dijo Wittig.

La iinvestigación está centrada en una evasión fiscal relacionada con crédito tributarios y una trama que implica la comercialización de derechos de emisiones de carbono. Como resultado del esquema, las devoluciones impositivas de Deutsche Bank de 2009 tuvieron que ser reajustadas.

Deutsche Bank ha dicho que corrigió voluntariamente su presentación de impuestos de 2009, pero señaló que las autoridades no estaban de acuerdo sobre si esto se había efectuado en el momento preciso.

La entidad se negó a realizar más comentarios el jueves.

El miércoles, los fiscales dijeron que estaban investigando a 25 empleados del banco por sospechas de una severa evasión impositiva, blanqueo de dinero y obstrucción de justicia, y requisaron las instalaciones de la entidad y otros edificios en Berlín y Dusseldorf.

Las investigaciones abarcan al copresidente ejecutivo de Deutsche Bank Jürgen Fitschen y a su responsable financiero, Stefan Krause.

 
Cuatro de los cinco empleados de Deutsche Bank arrestados por blanqueo de dinero u obstrucción a la justicia, en relación con un plan de comercio de derechos de emisiones de carbono, permanecerán en prisión, dijo el jueves el fiscal de Fráncfort. En la imagen, unos policías registran la sede del Deutsche en Fráncfort, el 12 de diciembre de 2012. REUTERS/Kai Pfaffenbach