Europa profundiza la unión bancaria, con el BCE como principal supervisor

jueves 13 de diciembre de 2012 15:55 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - Europa logró un acuerdo el jueves para dar al Banco Central Europeo nuevos poderes para supervisar a los bancos de la zona euro a partir de 2014, embarcándose en el primer paso en una nueva fase de mayor integración para ayudar a apuntalar al euro.

Después de más de 14 horas de conversaciones y siguiendo meses de tortuosas negociaciones, los ministros de Finanzas de los 27 países de la Unión Europea acordaron entregar al BCE la autoridad de supervisar directamente al menos 150 de los mayores bancos de la zona euro e intervenir en bancos más pequeños a la primera señal de problemas.

"Este es un primer gran paso para la unión bancaria", dijo el comisario europeo Michel Barnier en una conferencia de prensa. "El BCE jugará un papel fundamental, no hay ambigüedad sobre eso", agregó.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dio la bienvenida al acuerdo alcanzado en el Ecofin.

"El acuerdo supone un importante paso hacia una unión económica y monetaria estable y hacia una mayor integración europea", dijo el banco en un comunicado.

Después de tres años de medidas parciales en la lucha contra la crisis, acordar una unión bancaria establece la piedra angular de una mayor unión económica y marca el primer intento concertado para integrar la respuesta del bloque frente a los bancos en problemas.

El nuevo sistema de supervisión debería estar en funcionamiento el 1 de marzo de 2014, tras conversaciones con el Parlamento Europeo, aunque los ministros coincidieron en que podría retrasarse si el BCE necesita más tiempo para estar listo.

El plan pone en marcha una de las más grandes revisiones de cualquier sistema bancario europeo desde la crisis financiera iniciada a mediados de 2007 con el colapso del prestamista alemán IKB.

Corresponde ahora a los líderes de la UE, que se reúnen en Bruselas jueves y viernes, darle su respaldo político completo.   Continuación...

 
Europa logró un acuerdo el jueves para dar al Banco Central Europeo nuevos poderes para supervisar a los bancos de la zona euro a partir de 2014, embarcándose en el primer paso en una nueva fase de mayor integración para ayudar a apuntalar al euro. En la imagen (I-D), el ministro griego de Finanzas Yannis Stournaras, el ministro alemán de Finanzas Wolfgang Schaeuble, el primer ministro de Luxemburgo y presidente del Eurogrupo Jean-Claude Juncker y el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, durante una reunión del Eurogrupo en Bruselas, el 13 de diciembre de 2012. REUTERS/Yves Herman