La patronal eólica ve un 2013 complicado sin un marco regulatorio

miércoles 12 de diciembre de 2012 18:12 CET
 

MADRID (Reuters) - Representantes de la patronal española de energía eólica dijeron el miércoles que ante la ausencia de un marco regulatorio estable para el sector, su futuro seguirá marcado por la incertidumbre y la espera.

Asimismo, cargaron contra la reforma fiscal energética que aborda el Gobierno y cifraron un quebranto para el sector eólico de 300 millones de euros que se suma a otros 300 millones por cargas impositivas como las ecotasas que aplican algunas comunidades autónomas.

"El (impuesto del) 7 por ciento a la generación eléctrica tendrá un impacto de 300 millones de euros", dijo Heikki Willstedt, director de políticas energéticas de la AEE en la presentación de un informe sobre la industria eólica en Madrid.

La directora de la patronal, Rocío Sicre, calificó de "no razonable" la nueva fiscalidad diseñada por el Ministerio de Industria, cuya finalidad es taponar el agujero abierto por el déficit de tarifa, o diferencia entre los costes y los ingresos regulados del sistema eléctrico.

Sicre, que estimó que este año se instalarán en España del orden de los 1.000 MW eólicos, dijo que en el 2013 el compás del sector lo marcará otra vez inercia mientras no cuente con un claro marco regulatorio de largo plazo.

"(Aparte de) inercia, (veo un 2013) difícil, sin una visibilidad y una confianza que el sector necesita para poder seguir invirtiendo y tener visión a largo plazo", dijo Sicre.

"El problema al que nos enfrentamos es el déficit (de tarifa) y cuando se solucione ya veremos", añadió, reiterando que las primas a las renovables no son las causantes del colosal desfase de 25.000 millones de euros.

Según el informe de la auditora Deloitte encargado por la AEE, las primas recibidas por el sector eólico fueron de unos 1.700 millones de euros, mientras que habría propiciado ahorros por menores importaciones de carburantes y emisiones de CO2 de 2.200 millones de euros.

 
Representantes de la patronal española de energía eólica dijeron el miércoles que ante la ausencia de un marco regulatorio estable para el sector, su futuro seguirá marcado por la incertidumbre y la espera. En la imagen, dos aerogeneradores en Santa Cruz de Tenerife en una fotografía de archivo el 29 de marzo de 2011. REUTERS/Santiago Ferrero