Las exportaciones de China suben mucho menos de lo previsto

lunes 10 de diciembre de 2012 08:24 CET
 

PEKÍN (Reuters) - Las exportaciones de China subieron en noviembre a un ritmo mucho más débil que el previsto, y las importaciones fueron planas en comparación con el año anterior, restando un poco de brillo a los datos de fin de semana que sugerían que una recuperación en la segunda mayor economía del mundo se está profundizando.

Las exportaciones aumentaron un 2,9 por ciento en noviembre frente al mismo mes del año pasado, muy por debajo del alza del 9 por ciento esperada por el mercado y del crecimiento del 11,6 por ciento registrado en octubre, mostraron el lunes las cifras de aduanas. Las importaciones se mantuvieron sin cambios en noviembre frente al mismo mes del 2011, más débil que los pronósticos de un incremento de un 2,0 por ciento.

Los datos representan el desempeño más débil de las exportaciones y las importaciones desde agosto.

"La desaceleración de las exportaciones muestra que la demanda externa se enfrenta a la incertidumbre debido a las preocupaciones sobre el abismo fiscal en Estados Unidos", dijo Zhang Zhiwei, economista jefe para China de Nomura en Hong Kong.

"Sin embargo eso no cambia nuestra opinión de que el crecimiento está en camino a una recuperación fuerte en el cuarto trimestre, con (el crecimiento) impulsado principalmente a nivel nacional", agregó.

Los datos comerciales siguen a cifras oficiales el domingo que mostraron que la producción industrial aumentó más de lo previsto, un 10,1 por ciento en noviembre respecto al año anterior, su ritmo más rápido desde marzo.

Otras cifras del fin de semana también mostraron que la inflación al consumidor rebotó desde un mínimo en 33 meses, pero se mantuvo en niveles relativamente bajos, y que el crecimiento de las ventas minoristas se recuperó.

"La economía china está en un punto óptimo y puede permanecer ahí en la primera mitad del 2013", dijo Ting Lu, economista de Bank of America-Merrill Lynch, antes de que las cifras comerciales fueran reportadas. "Pekín estará feliz de mantener la orientación de la política actual", agregó.

Golpeado por un crecimiento mustio de las exportaciones y una deslucida demanda interna en parte por las medidas para enfriar el mercado inmobiliario, el crecimiento tocó un mínimo de tres años de 7,4 por ciento en el trimestre julio-septiembre y se encamina este año a su expansión más débil desde 1999.

El banco central de China recortó las tasas de interés en junio y julio y ha reducido la proporción de reservas obligatorias de los bancos en 150 puntos básicos desde fines del 2011, liberando a un estimado de 1,2 billones de yuanes (193.000 millones de dólares) para el crédito.

La economía de China se espera que crezca un 7,5 por ciento en el 2012 -en línea con el objetivo del Gobierno- antes de recuperarse para expandirse un 8,5 por ciento en el 2013, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en un reporte de noviembre.