El Ibex-35 cierra a la baja lastrado por los bancos

viernes 7 de diciembre de 2012 20:41 CET
 

MADRID (Reuters) - La bolsa española cerró el viernes con caídas una jornada de pocas referencias, entre las que destacó las peores previsiones de crecimiento en Alemania, con lastre del preponderante sector bancario.

"El Ibex-35 es el peor de Europa. No hay nada que haga que sea peor, quizá el sector bancario y su peso (en el índice)", dijo Soledad Pellón, estratega de mercados de IG.

El banco central alemán recortó el viernes su previsión de crecimiento para el próximo año, lo que añadía presión a la baja en las bolsas -sobre todo en la española y la italiana-, un día después de que el Banco Central Europeo (BCE) rebajase sus perspectivas para la zona euro.

El buen dato de empleo en Estados Unidos consiguió aligerar presión a la renta variable europea por la tarde, aunque la preocupación por las negociaciones para evitar el denominado 'abismo fiscal' en Estados Unidos siguió pesando.

En este contexto, la prima de riesgo española seguía instalada por encima de los 400 puntos básicos (pb) tras su reciente y largo recorrido a la baja.

Al cierre bursátil, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en 416 puntos básicos (pb) desde los 419 pb de las últimas transacciones del jueves.

En este clima, los dos principales bancos -que ponderan casi un 30 por ciento por ciento en el selectivo español, cedieron posiciones. Santander bajó un 0,88 por ciento y BBVA un 0,95 por ciento.

En el sector bancario, Popular fue el peor valor del Ibex-35 con un descenso del 8,18 por ciento, presionado aún por la incorporación de sus acciones nuevas que comenzaron a cotizar el jueves.

Otros bancos siguieron la estela bajista. La nacionalizada Bankia y Caixabank perdieron un 4,93 y un 2,31 por ciento respectivamente.

Entre los grandes valores, Repsol perdió un 2,01 por ciento, mientras que Telefónica e Iberdrola se dejaban un 0,94 y un 0,68 por ciento.

El Ibex-35 cayó un 0,79 por ciento a 7.848,5 puntos, con una caída semanal del 1 por ciento, mientras el índice de valores europeos FTSEurofirst 300 cerró plano el viernes.

 
La bolsa española cerró el viernes con caídas una jornada de pocas referencias, entre las que destacó las peores previsiones de crecimiento en Alemania, con lastre del preponderante sector bancario. En esta imagen de archivo, una mujer utiliza su teléfono móvil frente a una sucursal de Banco Santander en Madrid, el 25 de octubre de 2012. REUTERS/Sergio Pérez