Los sindicatos franceses critican a Hollande por acuerdo sobre Mittal

domingo 2 de diciembre de 2012 14:43 CET
 

PARIS (Reuters) - Los sindicatos franceses acusaron el sábado al presidente François Hollande de traición, después de que su Gobierno se retractara de la amenaza de nacionalizar la siderúrgica Florange de ArcelorMittal.

El Gobierno socialista dijo el viernes que consiguió promesas de ArcelorMittal para evitar jubilaciones obligadas e inyectar 180 millones de euros para desarrollar la planta Florange, lo que significa que ya no tendrá que asumir el control de la instalación.

Hollande llegó al poder con la promesa de crear empleos y mantener abiertas dos calderas en la planta del norte de Francia que ArcelorMittal dice que no son viables en el sector acerero europeo, que sufre de un exceso de capacidad.

ArcelorMittal confirmó los detalles del acuerdo el sábado, diciendo que negociaría un acuerdo de jubilación voluntaria con los sindicatos.

Los trabajadores están molestos debido a que las calderas seguirán paralizadas en lugar de reabrirse y expresaron sus dudas sobre la promesa de ArcelorMittal de ofrecer cargos alternativos o paquetes de jubilación anticipada a los 630 trabajadores afectados.

"Estamos en pie de guerra", dijo Edouard Martin, jefe del capítulo Florange del sindicato CFDT, a la cadena i<Tele.

"Hemos visto las promesas del señor (Lakshmi) Mittal en el pasado y lo que ha ocurrido con ellas -nada- así que no vamos a permitir que ocurra algo sin dar pelea", agregó.

Martin dijo que el sindicato había sido una "pesadilla" para el ex presidente Nicolas Sarkozy en el pasado por sus antecedentes en el sector laboral, que según analistas fue un factor en su derrota en la elección de mayo, y que pronto podría convertirse en una para Hollande.

ArcelorMittal rechaza las acusaciones de haber roto promesas en un país donde emplea a 20.000 personas en varias plantas.   Continuación...

 
Los sindicatos franceses acusaron el sábado al presidente François Hollande de traición, después de que su Gobierno se retractara de la amenaza de nacionalizar la siderúrgica Florange de ArcelorMittal. En la imagen, un trabajador de Arcelor Mittal en la planta de Florange, protesta frente a la Asamblea Nacional de París, el 28 de noviembre de 2012. REUTERS/Jacky Naegelen