Irlanda no cumplirá objetivo de impuestos 2012, mantiene meta de austeridad

sábado 1 de diciembre de 2012 10:55 CET
 

DUBLIN (Reuters) - Irlanda dijo que prevé que no alcanzará su meta de ingresos para 2012 por un 0,6 por ciento, después de que las débiles cifras de recaudación tributaria borraran las ganancias logradas previamente en el año, un inesperado golpe en un país que espera salir de su rescate del FMI y la UE el próximo año.

Dublín había apuntado a una recaudación de impuestos mejor a lo esperado en los primeros 10 meses del año como prueba de los avances bajo el rescate de dos años de antigüedad.

Pero el departamento de Finanzas dijo el sábado que un déficit en el mes de mayores ingresos por impuestos del año dejará al país a unos 210 millones de euros de la meta.

Sostuvo que se apegará a sus ahorros previstos de 3.500 millones de euros para 2013, después de estimar que los altos ingresos no relacionados con impuestos recortarían el déficit de presupuesto de este año más de lo previsto.

El déficit de Irlanda, aún uno de los más altos de la zona euro, va camino a caer a un 8,2 por ciento del producto interior bruto (PIB), por debajo del 8,3 por ciento previsto anteriormente y de la meta de un 8,6 por ciento fijada bajo los términos de su rescate.

"La meta de 3.500 millones de euros sigue sin cambios debido a ganancias que compensan en otras áreas", dijo un portavoz del departamento de Finanzas a Reuters, destacando los 855 millones de euros recaudados a través de la subasta de licencias para teléfonos móviles de cuarta generación anteriormente este mes.

El departamento de Finanzas entregará detalles de las devoluciones de impuestos de noviembre el martes, en la víspera del presupuesto de austeridad 2013 del país.

El Gobierno entregará una actualización de las devoluciones de impuestos previstas para 2013 después de que el ministro de Finanzas Michael Noonan revele el miércoles el presupuesto más duro del país desde 2008.

 
Irlanda dijo que prevé que no alcanzará su meta de ingresos para 2012 por un 0,6 por ciento, después de que las débiles cifras de recaudación tributaria borraran las ganancias logradas previamente en el año, un inesperado golpe en un país que espera salir de su rescate del FMI y la UE el próximo año. En la imagen, el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, celebra una conferencia de prensa en Bruselas, el 19 de octubre de 2012. REUTERS/Sebastien Pirlet