30 de noviembre de 2012 / 20:14 / hace 5 años

Obama aumenta presión sobre los republicanos por el "abismo fiscal"

4 MIN. DE LECTURA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aumentó el viernes la presión sobre los republicanos en las negociaciones sobre el "abismo fiscal", instando a los estadounidenses a respaldar su intento de subir los impuestos a los ricos y extender recortes tributarios a la clase media. Imagen de Obama hablando ante los empleados de una fábrica de juguetes del Grupo Rodon en Hatfield, Pensilvania, el 30 de noviembre.Jason Reed

HATFIELD, EEUU (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aumentó el viernes la presión sobre los republicanos en las negociaciones sobre el "abismo fiscal", instando a los estadounidenses a respaldar su intento de subir los impuestos a los ricos y extender recortes tributarios a la clase media.

En una visita a una fábrica de juguetes al inicio de la temporada navideña, Obama retrató a los republicanos del Congreso como Scrooge, personaje de "Un cuento de Navidad" de Charles Dickens, asegurando que se están arriesgando a enviar al país al "abismo fiscal" en vez de llegar a un acuerdo para evitarlo.

La combinación de aumentos de impuestos y recortes de gastos, conocida como abismo fiscal, entrará en vigor en enero a menos que el Congreso intervenga.

"Si el Congreso no hace nada, cada familia en Estados Unidos tendrá un alza automática de sus impuestos el 1 de enero", declaró Obama en la fábrica ubicada un suburbio de Filadelfia. "Es como el pedazo de carbón que recibes para Navidad. Es una Navidad de Scrooge".

La cuestión más inmediata es si los recortes fiscales que comenzaron durante el Gobierno del ex presidente George W. Bush deberían ser extendidos más allá del 31 de diciembre para todos los contribuyentes, incluyendo a los ricos - como quieren los republicanos-, o sólo para los que ganan menos de 250.000 dólares al año, como desean Obama y los demócratas.

Obama afirmó que los estadounidenses deberían instar a los republicanos a extender los recortes impositivos para todos excepto para los ricos, lo cual cubriría a un 98 por ciento del público, y aliviar la preocupación pública sobre un aumento de impuestos que los economistas dicen que haría que la economía vuelva a caer en recesión.

"Ya estamos todos de acuerdo, decimos, en asegurar que los impuestos a la clase media no suban. Así es que hagámoslo. Avancemos y eliminemos el miedo de la vasta mayoría de familias estadounidenses, de modo que no tengan que preocuparse", comentó Obama.

Estancamiento

En Washington, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo que subir los impuestos a cualquiera es una postura errada y afirmó que Obama no ha sido serio en las negociaciones sobre el "abismo fiscal".

"Hay un estancamiento, no nos engañemos", comentó el republicano.

El mercado de acciones permaneció resistente el viernes, pese a señales de un estancamiento en Washington. Muchos inversores apuestan a que se llegará a un acuerdo de última hora.

"No existe una señal sobre ello a partir de la retórica, pero hay expectativas de que sucederá", dijo Steve Goldman, gerente de Goldman Management en Short Hills, Nueva Jersey. "La retórica empeorará antes de mejorar".

El viaje de Obama a Pensilvania forma parte de una renovada campaña de relaciones públicas sobre las negociaciones sobre el "abismo fiscal", esfuerzo que ha indignado a los republicanos. Boehner calificó el viaje el jueves como una "vuelta de la victoria", al tiempo que rechazó las propuestas de Obama para evitar el abismo.

"(Eso) les dice que (Obama) no está interesado en negociar. Está más interesado en viajar alrededor del país tratando de hacer campaña", declaró el viernes a CNBC el miembro del Congreso Jim Gerlach, representante republicano del estado de Pensilvania.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner - el principal negociador de Obama en las conversaciones - visitará varios programas de televisión el domingo.

La Casa Blanca seguirá defendiendo su postura la próxima semana, cuando Obama planea reunirse con un grupo bipartidista de gobernadores el martes en la Casa Blanca.

/Por Mark Felsenthal/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below