El Gobierno quiere elevar al 7% el impuesto de generación eléctrica

viernes 30 de noviembre de 2012 17:32 CET
 

MADRID (Reuters) - El gobernante Partido Popular ha presentado una enmienda a la nueva ley del sector eléctrico español para elevar el impuesto a la producción eléctrica hasta el 7 por ciento desde el 6 por ciento anunciado anteriormente.

El proyecto de ley, que está finalizando su tramitación en el Senado y tiene que pasar al Congreso para su convalidación definitiva, ha recibido 218 enmiendas y 6 propuestas de veto durante su tramitación en el Senado.

"El Grupo Parlamentario Popular en el Senado (GPP) (...) formula la siguiente enmienda al artículo 8 (...) De acuerdo con la finalidad de la Ley y tras los análisis realizados se considera necesario aumentar el tipo impositivo del 6 por ciento al 7 por ciento", afirma la enmienda publicada en la web del Senado.

El Gobierno del Partido Popular cuenta con mayoría absoluta en la Cámara Baja, por lo que no debería tener dificultades en lograr apoyo parlamentario para las enmiendas que presente a la ley con la que pretende eliminar el conocido como déficit de tarifa -la diferencia entre los costes de la producción de energía y lo que se paga por ella.

En septiembre, el Gobierno presentó una serie de medidas fiscales para recaudar 2.700 millones de euros mediante distintos impuestos a las compañías eléctricas, cifra que se eleva a 5.350 millones si se tiene en cuenta el ajuste que soportarán los consumidores y el propio Gobierno.

Cuando anunció las medidas, el ministro de Industria dijo que con un impuesto del 6 por ciento se recaudarían 571,7 millones de euros al año en el régimen ordinario y 688 millones de euros con el especial (renovables).

El Gobierno quiere implementar una segunda reforma del sector, aparte de la batería impositiva anunciada en septiembre, para solucionar el problema del déficit de tarifa, una deuda que contraen los consumidores con las eléctricas y que reconoce el Estado.

El ministro de Industria ha dicho que quiere excluir de la tarifa los costes que no corresponden al sistema eléctrico y liberalizar el mercado sacando de la TUR a los consumidores que tengan contratada una determinada potencia.

En 2011, el conjunto de costes regulados del sistema eléctrico ascendió a 18.000 millones de euros, lo que equivale al 1,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) español.

Los costes de distribución y transporte eléctrico representan cerca del 40 por ciento del total del recibo eléctrico, mientras que el 60 por ciento restante está integrado por componentes variopintos, entre los que destacan por su cuantía (cerca del 40 por ciento de los peajes) las primas a las renovables, con una previsión para este año superior a los 7.000 millones de euros.