La Defensora del Pueblo investiga las viviendas de protección oficial vacías

jueves 29 de noviembre de 2012 13:54 CET
 

MADRID (Reuters) - La Defensora del Pueblo quiere saber el número de viviendas de protección oficial que hay vacías en España, y que se pueden destinar a las personas que han perdido sus hogares como consecuencia de la crisis, informó el jueves la institución.

Soledad Becerril anunció en el Congreso de los Diputados la elaboración de un informe sobre VPOs, el mismo día que se convalidó el Real Decreto de medidas urgentes que busca frenar el drama de los desahucios.

"Muchas de ellas (VPO) podrían, mediante distintas fórmulas con las administraciones, ser utilizadas por familias que en estos momentos carecen de ellas", dijo la Defensora del Pueblo durante su intervención con motivo de la presentación del resumen de actividad 2011.

En relación con los desahucios, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, afirmó durante su intervención en el Congreso que los bancos y cooperativas de crédito se han comprometido a ceder alrededor de 6.000 viviendas sociales con bajo alquiler para quienes hayan perdido su vivienda.

De Guindos calculó que alrededor de 120.000 familias están en situación de acogerse a la moratoria de dos años prevista por la nueva legislación para esquivar la exclusión social.

La Defensora del Pueblo ya presentó en noviembre unas serie de recomendaciones a tenor de las quejas que los ciudadanos presentan ante la institución, y entre ellas se incluía la dación en pago en determinadas circunstancias.

Becerril también quiere que la aplicación del decreto de medidas urgentes para proteger a los deudores hipotecarios tenga un ámbito de aplicación más amplio, y no se limite a las familias con una renta inferior a 19.200 euros.

 
La Defensora del Pueblo quiere saber el número de viviendas de protección oficial que hay vacías en España, y que se pueden destinar a las personas que han perdido sus hogares como consecuencia de la crisis, informó el jueves la institución. En la imagen, una simpatizante del movimiento 'Stop Desahucios' prepara una pancarta cerca de la casa de Syful Alom, un inmigrante de Bangladesh que iba a perder su casa, en Madrid, el 21 de noviembre de 2012. REUTERS/Andrea Comas