Banco Popular salva el escollo de la nacionalización

miércoles 28 de noviembre de 2012 22:18 CET
 

MADRID (Reuters) - Banco Popular alejó el miércoles el fantasma de la nacionalización al colocar el 100 por ciento de una ampliación de capital de 2.500 millones de euros el mismo día que la Comisión Europea dio el visto bueno a los planes de recapitalización de los cuatro bancos nacionalizados, con un sólido apoyo del consejo de administración.

En un comunicado enviado al supervisor bursátil, la entidad destacó el apoyo del consejo con una suscripción superior a los 520 millones de euros, 100 millones más de lo comprometido en un principio.

En cuanto a los inversores minoritarios, que representan el 49 por ciento del capital del banco, su suscripción fue ligeramente superior a su peso en el accionariado.

Popular había puesto en marcha la operación para recapitalizarse tras suspender las pruebas de resistencia al sector y para evitar de este modo una inyección de fondos públicos que la hubiera convertido en un banco con participación estatal.

Además, la ampliación había sido considerada como una prueba clave para medir la capacidad de los bancos españoles para levantar capital en el mercado después del fracaso de la salida a bolsa en verano de 2011 de la rescatada Bankia.

Este miércoles, la Comisión Europea aprobó los planes de reestructuración de las autoridades españolas para los bancos nacionalizados, que incluyen ayudas europeas por casi 37.000 millones de euros -tal como se esperaba- y medidas como la venta de activos, una fuerte reducción de la red de oficinas y restricciones salariales.

También hoy, el Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció que el proceso de reestructuración del sector financiero español está bien encaminado, aunque advirtió de los riesgos que suponen la morosidad, los problemas de liquidez y el adverso escenario macroeconómico.

CONSEJO TENDRÁ MÁS DEL 20 POR CIENTO DEL CAPITAL

A falta de conocerse los detalles definitivos de suscripción el próximo 4 de diciembre, el resultado de la operación deja el peso del núcleo duro de accionistas por encima del 20 por ciento, tras suscribir más de 520 millones de euros.

Antes de la ampliación, los cinco mayores accionistas de Popular - Fundación Barrie, la aseguradora alemana Allianz, el banco francés Credit Mutuel, el empresario portugués Americo Amorim y el fondo Unión Europea de Inversiones- tenían el 24,5 por ciento del sexto banco español.

Se espera que las nuevas acciones comiencen a cotizar el próximo 6 de diciembre. El jueves, los títulos de Popular subieron un 9 por ciento en bolsa, aunque en lo que va de año han caído cerca del 70 por ciento.