BCE quiere un "verdugo" para liquidar bancos débiles europeos

miércoles 28 de noviembre de 2012 15:19 CET
 

BRUSELAS/FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo ha propuesto que el poderoso responsable de la competencia en la UE tenga un papel permanente para cerrar bancos débiles que sobreviven principalmente gracias a la financiación del banco central, según responsables familiarizados con la cuestión.

Ante la ausencia de un programa paneuropeo para liquidar a entidades con problemas, la tarea de sanear el sector ha recaído por defecto en Joaquín Almunia, el comisario europeo para cuestiones de competencia, que aprobó una reestructuración de la banca española el miércoles y quiere iniciativas similares en Grecia.

Ahora, algunos responsables del BCE están estudiando cómo podría reforzarse el cargo de Almunia para darle un papel permanente y con más poder a la hora de liquidar bancos. Eso podría ampliar su área de influencia más allá de los bancos que reciben ayudas estatales y alcanzar a los que están considerados demasiado débiles para sobrevivir.

La creación de una agencia con capacidad para cerrar bancos con problemas que se mantienen artificialmente activos mediante préstamos del BCE forma parte de un plan de varias fases para establecer una unión bancaria en la zona euro y la UE en general para recuperar la confianza en un sector que sigue teniendo problemas después de años de préstamos fuera de control.

Otros elementos incluyen la creación de un supervisor único para todos los bancos europeos, un puesto que recaerá en el BCE, y la posible creación de un sistema de fondo de garantía de depósitos unificado.

El problema de los llamados bancos zombis - que funcionan gracias al respaldo de los gobiernos y los bancos centrales pero tienen pocas posibilidades de volver a dar crédito a la economía - es uno de los primeros desafíos que afrontará el nuevo organismo de control.

También es una de las principales preocupaciones de responsables del BCE, que creen que el número de bancos de la región debe reducirse ante la rápida contracción del crédito después de años de financiación barata.

No hay estimaciones fiables sobre el número de bancos en peligro en Europa. Almunia ha pedido hasta ahora la reestructuración de unos 50 bancos desde el inicio de la crisis financiera y ha ordenado el cierre de algunos, como el alemán WestLB.

Estas medidas no son algo que el BCE, como supervisor, pueda hacer por sí solo, y además le colocaría en conflicto con los gobiernos que suelen pagar la factura de cierre de los bancos.

Se necesita un "verdugo" para hacer llevar a cabo este tipo de liquidaciones y algunos en el banco central creen que podría ser la Comisión Europea, la única institución que ya tiene poder para cerrar entidades.

/Por John O'Donnell y Paul Carrel/

 
El Banco Central Europeo ha propuesto que el poderoso responsable de la competencia en la UE tenga un papel permanente para cerrar bancos débiles que sobreviven principalmente gracias a la financiación del banco central, según responsables familiarizados con la cuestión. En la imagen, una empleada de la UE en huelga sostiene una bandera de la institución frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas, el 21 de noviembre de 2012. REUTERS/Yves Herman