El Banco de España aprueba planes para los bancos nacionalizados

martes 27 de noviembre de 2012 20:25 CET
 

MADRID (Reuters) - El Banco de España aprobó el martes tal como estaba previsto los planes de reestructuración de las cuatro entidades financieras españolas nacionalizadas, para las que espera que se inyecte capital del fondo de rescate europeo en la primera mitad de diciembre.

"El desembolso efectivo del capital por parte de las instituciones europeas al FROB se estima que se producirá en la primera mitad del mes de diciembre. El FROB, a su vez, lo inyectará en las entidades una vez culminadas las operaciones societarias requeridas", dijeron tanto el Banco de España como el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Se espera que este miércoles la Comisión Europea apruebe los planes imponiendo condiciones a las entidades.

El ministro español de Economía señaló esta semana que la utilización para la banca española de los fondos de rescate europeos ascenderá en un principio a unos 40.000 millones de euros, de los que unos 37.000 millones irían a las entidades nacionalizadas -BFA-Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia, gestionadas por el FROB.

El FROB no detalla cuáles son dichos planes de reestructuración, pero este mismo martes fuentes indicaron que el grupo Caixa está ultimando con la autoridad bancaria la adquisición de la nacionalizada Banco de Valencia en una operación que podría cerrarse esta misma tarde.

Dichos importes provendrán de la línea de crédito por hasta 100.000 millones de euros que las autoridades europeas han ofrecido a España para recapitalizar a sus entidades dañadas por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

La auditoría independiente de Oliver Wyman identificó unas necesidades de capital para la banca española de hasta 59.300 millones de euros en un escenario adverso, aunque la cifra se reducía a 53.745 millones computando como recursos propios los créditos fiscales de las entidades y considerando los procesos de fusión en marcha.

Además, la generación de recursos propios por parte de las entidades, la cesión de activos al banco malo (denominado Sareb) y la conversión de títulos dejaba las necesidades finales de capital público en unos 40.000 millones.

Según informaciones de prensa, el Sareb -al que las entidades nacionalizadas aportarían algo más de 44.000 millones en términos brutos netos (tras un descuento del 50,4 por ciento sobre los 89.000 millones de valor bruto de los activos)- recibiría unos 2.500 millones de euros y las entidades no nacionalizadas entre 2.000 y 3.000 millones.

 
El Banco de España aprobó el martes tal como estaba previsto los planes de reestructuración de las cuatro entidades financieras españolas nacionalizadas, para las que espera que se inyecte capital del fondo de rescate europeo en la primera mitad de diciembre. En la imagen de archivo, vista de la sede de Bankia en Madrid, el 24 de julio de 2012. REUTERS/Susana Vera