Londres mira más allá del pasaporte con su nuevo banquero central

martes 27 de noviembre de 2012 08:14 CET
 

NUEVA YORK (Reuters) - La elección británica de un canadiense para dirigir el Banco de Inglaterra podría llevar a los banqueros centrales al mundo de las elites trotamundos que dominan los principales puestos en empresas y deportes.

Cuando el gobernador del Banco de Canadá, Mark Carney, asuma el mando del BoE (por sus siglas en inglés) el próximo verano, será la primera vez que un extranjero ha ejercido el puesto más alto en un banco central importante.

Los británicos están acostumbrados a no preocuparse por la nacionalidad y aceptar en cambio la experiencia profesional, permitiendo a extranjeros que dirijan tanto sus equipos de fútbol como empresas destacadas.

El banco central británico ya había marcado tendencia al aceptar extranjeros entre sus filas. Los estadounidenses DeAnne Julius y, hasta este año, Adam Posen, servían como miembros del Comité de Política Monetaria de la entidad.

Por contra, pocos estadounidenses podrían imaginarse al presidente de EEUU nombrando a un británico para sentarse siquiera en el Consejo de Gobernadores de la Reserva Federal, mucho menos para dirigirla.

Pero algunos señalan que conforme el mundo de las finanzas se globaliza, los nombramientos como el de Carney podrían volverse más habituales.

"No lo pensamos dos veces para tener al mejor cirujano o el mejor ingeniero o el mejor matemático. Tener al mejor banquero central no es una mala idea", señaló Kim Schoenholtz, director del Centro de Negocios y Economía Global de la Universidad de Nueva York y ex economista jefe de Citigroup.

"Esta es una profesionalización del oficio de la banca central", añadió.

Al explicar la inesperada decisión, el responsable británico de Finanzas, George Osborne, insistió en la "visión fresca" de Carney y le describió como "la muy mejor" opción para el puesto, antes de aludir a los posibles temores sobre lealtad-   Continuación...

 
La elección británica de un canadiense para dirigir el Banco de Inglaterra podría llevar a los banqueros centrales al mundo de las elites trotamundos que dominan los principales puestos en empresas y deportes. En la imagen, una vista general muestra el Banco de Inglaterra en la 'City' de Londres, el 26 de noviembre de 2012. REUTERS/Olivia Harris