La confianza del consumidor italiano cae a un mínimo histórico en noviembre

lunes 26 de noviembre de 2012 14:22 CET
 

ROMA (Reuters) - La confianza del consumidor alcanzó un mínimo histórico en noviembre en Italia, en medio de un panorama económico sombrío que ha afectado duramente las finanzas de las familias, mostraron datos difundidos el lunes.

El índice general del Instituto Nacional de Estadísticas (ISTAT) cayó a 84,8 en noviembre, su nivel más bajo desde que los datos se comenzaron a registrar en enero de 1996, desde los 86,2 de octubre.

La cifra de noviembre fue menor que cualquiera de los pronósticos de un sondeo de Reuters entre 17 analistas, cuyas previsiones se habían centrado en un ligero aumento a 86,5. La cifra de octubre fue revisada a la baja desde 86,4.

La encuesta ofrece pocas esperanzas de que la recesión iniciada a mitad del año pasado vaya a terminar en el corto plazo. La economía italiana, la tercera más grande de la zona euro, registró en el tercer trimestre su quinta caída trimestral consecutiva.

"Las familias no prevén una mejora de su situación económica y esto apunta a una sombría temporada de compras de Navidad", dijo Paolo Mameli, economista de Intesa Sanpaolo en Milán.

Después de que el crecimiento cayó menos de lo esperado, un 0,2 por ciento en el tercer trimestre, Intesa Sanpaolo prevé pronunciadas caídas en los últimos tres meses de 2012 y durante el primer trimestre del próximo año, -0,5 por ciento y -0,4 por ciento, respectivamente.

Italia ha sido la economía más débil de la Unión Europea durante más de una década, y las duras medidas de austeridad del primer ministro Mario Monti, adoptadas el año pasado para salvar al país de una crisis de deuda al estilo griego, han pesado mucho en la confianza del consumidor.

A su vez, la incertidumbre política aumenta la presión en el terreno económico. Los italianos tienen previsto votar en las elecciones parlamentarias que se realizarán en primavera, probablemente en marzo, pero las alianzas entre partidos e incluso los candidatos siguen siendo mayoritariamente desconocidos.

Pier Luigi Bersani, líder del Partido Democrático de Italia, se enfrentará la próxima semana a Matteo Renzi en una segunda vuelta para escoger al candidato del centroizquierda, después de que ambos obtuvieran el mayor número de votos en las primarias del domingo.

Monti ha dicho que no se presentará en las próximas elecciones, ya que esto podría desestabilizar a la coalición formada por derecha e izquierda que ahora lo apoya, aunque ha dejado abierta la posibilidad de permanecer en el cargo si no hay un ganador claro.

Silvio Berlusconi, cuya renuncia en medio de la crisis financiera llevó a Monti al poder, ha cambiado sus planes varias veces sobre si presentarse o no a los próximos comicios.

 
La confianza del consumidor alcanzó un mínimo histórico en noviembre en Italia, en medio de un panorama económico sombrío que ha afectado duramente las finanzas de las familias, mostraron datos difundidos el lunes. En la imagen, profesores durante una manifestación contra las medidas de austeridad en Roma, el 14 de noviembre de 2012. REUTERS/Tony Gentile