El inicio anticipado del "Viernes Negro" genera un frenesí de compras

sábado 24 de noviembre de 2012 12:38 CET
 

NUEVA YORK/BLOOMINGTON (Reuters) - Un comienzo anticipado de la temporada de compras dio un impulso a las tiendas minoristas ya que los usuarios llegaron con sus familias y cargaron sus carros desde el jueves por la noche, mientras los clientes tardíos parecían centrarse en las rebajas.

Tiendas como Target abrieron unas horas antes de la medianoche del jueves para intentar atraer a la mayoría de clientes. La decisión pareció atraer a un tipo de comprador diferente al habitual que aprovecha las ofertas del "Viernes Negro", dijeron analistas.

En la mañana del viernes, algunos clientes, como Christian Alcántara, de 18 años, quien se encontraba en una tienda de J.C. Penny en Queens, Nueva York, ya habían hecho muchas compras. J.C. Penny abrió a las 06.00 horas del Este (1100 GMT) del viernes.

"Tendrían que haber abierto antes. Estuve en todos los lados y ya hice compras", comentó.

Compradores como Alcántara seguramente obliguen a tiendas como J.C. Penny a adelantar su apertura el próximo año a la noche del jueves, dijo Liz Ebert, de la consultora KPMG LLP.

"Los van a presionar. Habrá una expansión el próximo año", afirmó.

La Federación Nacional de Minoristas (NRF por sus siglas en inglés) proyecta un aumento del 4,1 por ciento en las ventas minoristas durante el período de días festivos de noviembre-diciembre este año, por debajo del incremento del 5,6 por ciento registrado en 2011.

La NFR dijo que 147 millones de personas realizarían compras entre el viernes y el domingo, cuando las ofertas son mejores, desde los 152 millones del mismo fin de semana del año pasado.

La estimación no incluía a los compradores del jueves y la evidencia sugería que la apertura anticipada podría haber influido en el movimiento del viernes, el comienzo tradicional de la temporada.   Continuación...

 
Un comienzo anticipado de la temporada de compras dio un impulso a las tiendas minoristas ya que los usuarios llegaron con sus familias y cargaron sus carros desde el jueves por la noche, mientras los clientes tardíos parecían centrarse en las rebajas. En la imagen, de 23 de noviembre, compradores pasean delante de la tienda de Apple en el 'black friday' en San Francisco, California. REUTERS/Stephen Lam