Olli Rehn ve un acuerdo definitivo sobre la ayuda a Grecia el lunes

jueves 22 de noviembre de 2012 13:50 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - Grecia ha dado todos los pasos necesarios para garantizarse el próximo tramo de ayuda y los ministros de Finanzas de la zona euro deberían poder firmar un acuerdo definitivo de asistencia el lunes, dijo el jueves el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios.

"Confío en que todo el mundo vuelva a reunirse en Bruselas el lunes con el espíritu constructivo necesario y vaya más allá de la actitud perjudicial de las líneas rojas", dijo Olli Rehn ante el Parlamento Europeo.

"Francamente, no veo motivos por los que no deberíamos concluir el paquete y acabar con la incertidumbre que ha estado frenando el restablecimiento de la confianza y, por ende, de la inversión y crecimiento en Grecia".

Los ministros de Finanzas se han reunido en dos ocasiones en las últimas dos semanas y en ninguna lograron llegar a un acuerdo sobre los próximos pasos a tomar en cuanto a Grecia ni en cómo rebajar su endeudamiento hasta un nivel sostenible, a pesar de haber estado negociando durante más de 24 horas.

El primer ministro griego, Antonis Samaras, preguntado por si le preocupaba que no se hubiese desembolsado esta ayuda hasta ahora, dijo ante periodistas en Bruselas.

"No, no me preocupa, pero cada día que pase sin una decisión pesará sobre la economía, sobre su psicología, sus mercados y ciudadanos y sobre el orgullo de los griegos".

"No dejaré que los sacrificios del pueblo griego sean en balde, de eso pueden estar seguros", dijo Samaras, que se encontraba en Bruselas en una cumbre de líderes de la UE.

 
Grecia ha dado todos los pasos necesarios para garantizarse el próximo tramo de ayuda y los ministros de Finanzas de la zona euro deberían poder firmar un acuerdo definitivo de asistencia el lunes, dijo el jueves el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios. En la imagen, Olli Rehn (I) habla con el ministro griego de Finanzar en una reunión del Eurogrupo en Bruselas, el 20 de noviembre de 2012. REUTERS/Yves Herman