Las pernoctaciones en los hoteles aceleran su bajada en octubre

jueves 22 de noviembre de 2012 09:38 CET
 

MADRID (Reuters) - La tasa interanual de las pernoctaciones en establecimientos hoteleros españoles bajó en octubre un 3,6 por ciento, a 23,9 millones, acelerando el declive del turismo observado en septiembre, cuando la tasa cayó un 0,1 por ciento, según datos divulgados el jueves por el Instituto Nacional de Estadística.

En octubre, las pernoctaciones de residentes bajaron un 11,1 por ciento, desde una caída del 10,9 por ciento en septiembre, mientras que las de no residentes se incrementaron un 0,4 por ciento, desde un alza del 5,8 por ciento del mes anterior.

Durante los primeros diez meses de 2012, las pernoctaciones descendieron un 1,5 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. La estancia media subió un 1,9 por ciento respecto a octubre de 2011, situándose en 3,3 pernoctaciones por viajero.

Por su parte, el Índice de Precios Hoteleros registró un descenso anual del 1,3 por ciento en octubre frente a un descenso del 0,6 por ciento en septiembre.

Respecto a los indicadores de rentabilidad del sector hotelero, la facturación por habitación ocupada alcanzó un valor medio de 67,9 euros (un euro más que hace un año) y el ingreso por habitación disponible se situó en 37,2 euros (0,6 euros menos).

En cuanto al grado de ocupación, en octubre se cubrieron el 50,3 por ciento de las plazas ofertadas, lo que supuso una disminución del 3,1 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

El grado de ocupación por plazas en fin de semana se situó en el 57,4 por ciento, con un alza del 2,1 por ciento.

 
La tasa interanual de las pernoctaciones en establecimientos hoteleros españoles bajó en octubre un 3,6 por ciento, a 23,9 millones, acelerando el declive del turismo observado en septiembre, cuando la tasa cayó un 0,1 por ciento, según datos divulgados el jueves por el Instituto Nacional de Estadística. En la imagen de archivo, una pareja cerca de la torre de la Giralda, en Sevilla, el 22 de febrero de 2012. REUTERS/Marcelo del Pozo