20 de noviembre de 2012 / 20:43 / en 5 años

Bernanke ve un buen 2013 si EEUU evita el "abismo fiscal"

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo el martes que 2013 podría ser un "año muy bueno" para la economía de Estados Unidos si los políticos lograr un rápido acuerdo para evitar el llamado "abismo fiscal". En la imagen, el Presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben Bernanke, habla en el Club Económico de Nueva York, el 20 de noviembre de 2012. REUTERS/Brendan McDermid

NUEVA YORK (Reuters) - El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo el martes que 2013 podría ser un “año muy bueno” para la economía de Estados Unidos si los políticos lograr un rápido acuerdo para evitar el llamado “abismo fiscal”.

El jefe del banco central pidió un marco creíble a largo plazo para poner el presupuesto federal en un camino sensato, pero advirtió que no se tomen medidas que innecesariamente se sumen a los obstáculos que afronta la economía.

Bernanke reiteró su advertencia de que caer en el “abismo” de 600.000 millones de dólares en reducciones al gasto del gobierno y subidas de impuestos podría minar la recuperación de Estados Unidos, y dijo que los temores sobre cómo se resolverán las negociaciones del presupuesto ya están afectando al crecimiento.

“Tales incertidumbres sólo se incrementarán con la discordia y la demora”, dijo Bernanke en un foro del Club Económico de Nueva York.

“En contraste, la cooperación y creatividad para suministrar claridad fiscal -en particular un plan para resolver los temas presupuestarios de largo plazo de la nación sin perjudicar la recuperación- podrían ayudar a que el nuevo año sea uno muy bueno para la economía estadounidense”, agregó.

La economía creció un 2 por ciento anual en el tercer trimestre y los economistas prevén que los tres últimos meses del año serán aún más débiles.

El desempleo sigue elevado en el 7,9 por ciento, lo que, según Bernanke, todavía está bastante por encima de los niveles que la Fed cree que se pueden lograr sin generar presiones sobre los precios derivadas de subidas salariales.

Bernanke reiteró la guía del banco central, de que prevé mantener los tipos de interés cerca del cero por ciento al menos hasta mediados de 2015, pero no ofreció pistas sobre cómo podría modificar la Fed su programa de compras de bonos al comienzo del próximo año.

“Deseamos estar seguros de que la recuperación esté establecida antes de comenzar a normalizar la política”, sostuvo.

La Fed ha mantenido los tipos de referencia cerca de cero desde diciembre de 2008 y ha comprado cerca de 2,3 billones en activos como parte de su flexibilización cuantitativa de la política monetaria para hacer bajar otros costes del préstamo.

En su tercera ronda de alivio cuantitativo (QE3), la Fed prometió en septiembre comprar 40.000 millones de dólares en bonos respaldados por hipotecas al mes y seguir comprando activos hasta que haya una mejoría sustancial en el panorama de la creación de empleos.

A pesar de las preocupaciones de que el abultado balance de la Fed pueda generar inflación, Bernanke dijo que esto no es una preocupación inmediata dadas las restricciones a los sueldos y las tenues mediciones de expectativas de inflación.

Bernanke dijo que es demasiado pronto para evaluar el impacto de la más reciente ronda de alivio monetario de la Fed, pero señaló que estudios muestran que las compras previas de activos fueron efectivas a la hora de fortalecer una frágil economía.

El jefe de la Fed dijo que la crisis financiera de 2007 a 2009 podría haber reducido temporalmente la tasa potencial de crecimiento de la economía de Estados Unidos, lo que explicaría en parte la inusual lentitud de la recuperación.

Pero sostuvo que la serie de “obstáculos” a los que se enfrenta la economía parecen ser una causa más importante, citando el daño al sector inmobiliario y a los mercados hipotecarios, y un fuerte endurecimiento del crédito.

Esos impedimentos parecen estar desapareciendo, sostuvo. El mercado inmobiliario de Estados Unidos mostró “claras señales de mejoría” y se han hecho “avances graduales y significativos” hacia condiciones financieras más normales, dijo Bernanke.

Pero advirtió que un tercer obstáculo, la política fiscal de Estados Unidos, podría intensificarse en los próximos trimestres, dado que la presión de un presupuesto federal más austero será mayor que los beneficios de presupuestos más holgados a nivel estatal y local.

/Por Jonathan Spicer y Leah Schnurr/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below