Moody's le quita a Francia la máxima calificación crediticia

martes 20 de noviembre de 2012 07:37 CET
 

NUEVA YORK (Reuters) - Moody's Investors Service rebajó la calificación crediticia de Francia en un escalón a "Aa1" desde la nota máxima de "Aaa", dijo la agencia a última hora del lunes, citando el incierto panorama fiscal del país como resultado del "deterioro de las perspectivas económicas".

Moody's agregó que mantiene una perspectiva negativa para la nota de Francia debido a los desafíos estructurales y una "sostenida pérdida de competitividad" en el país.

Standard & Poor's mantiene una calificación de "AA+" para la deuda de Francia, tras rebajarla también en un escalón en enero desde "AAA". Fitch Ratings, en tanto, asigna "AAA" al país, aunque con perspectiva negativa.

La pérdida de la máxima calificación por parte de dos agencias plantea un problema para Francia, ya que los fondos de inversión a menudo requieren que sus mejores activos tengan un mínimo de dos calificaciones máximas para que sigan en sus portafolios.

En segundo lugar, los costes de endeudamiento podrían subir para Francia dado que ahora es considerada como con un riesgo crediticio más fuerte que anteriormente, pese a la que la nota aún es muy alta.

El ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici, dijo que la rebaja en la nota por parte de Moody's era un motivo para perseguir reformas estructurales y agregó que el país sigue comprometido a cumplir una meta de recortar su déficit público al 3 por ciento de la producción económica el próximo año.

Moscovici afirmó que la rebaja en un escalón era reflejo de la administración económica de los últimos años y aseguró que la deuda soberana de Francia sigue dentro de las más liquidas de la zona euro.

"No estoy sorprendido (de la rebaja) por dos razones. Las agencias calificadoras tratan de ganarse entre ellas rebajando a todos y segundo simplemente porque Francia está pagando el precio por no comprometerse con reformas", dijo Axel Merk, presidente de Merk Investments en Palo Alto, California.

"La pregunta es si es una llamada para despertar, o no, y no lo creo. Los franceses son muy orgullosos. Algunas métricas en Francia se han estado deteriorando un poco, pero no lo suficiente como para que los testarudos políticos cambien el curso", agregó Merk.

El euro cayó contra el dólar, retrocediendo desde cerca de máximos de dos semanas tras la rebaja para cotizar con una pérdida de 0,27 por ciento a 1,2777 dólares.

 
Moody's Investors Service rebajó la calificación crediticia de Francia en un escalón a "Aa1" desde la nota máxima de "Aaa", dijo la agencia a última hora del lunes, citando el incierto panorama fiscal del país como resultado del "deterioro de las perspectivas económicas". En la imagen de archivo, el logo de la agencia Moody's en su oficina de París, el 24 de octubre de 2011. REUTERS/Philippe Wojazer