Los ingresos de Dell no cumplen con las estimaciones de los analistas

viernes 16 de noviembre de 2012 10:58 CET
 

(Reuters) - Dell reportó el jueves una caída de las ganancias de un 47 por ciento, dañadas por una caída en las ventas de ordenadores personales y una demanda más débil por parte de las grandes corporaciones.

Pero el tercer fabricante mundial de ordenadores personales dijo que estima que sus ingresos crecerán hasta un 5 por ciento en el actual trimestre.

Las acciones de Dell cayeron un 2,3 por ciento a 9,36 dólares tras cerrar a 9,56 dólares. Los papeles habían subido inicialmente tras divulgarse los resultados.

Dell, que fuera el principal fabricante del mundo de ordenadores personales y pionero en la administración de la cadena de distribución de ordenadores, lucha por defender su participación de mercado frente a rivales asiáticos como Lenovo, y está tratando de estimular el crecimiento centrándose en productos y servicios para las corporaciones.

La compañía fundada por el presidente ejecutivo Michael Dell advirtió de que "ve un desafiante entorno macroeconómico que continuará en el cuarto trimestre".

Dell señaló además que sus ingresos cayeron un 11 por ciento a 13.700 millones de dólares (10.745 millones de euros) en el trimestre. Los analistas esperaban en promedio ingresos por 13.900 millones de dólares según Thomson Reuters I/B/E/S.

La empresa reportó unas ganancias netas de 475 millones de dólares (372,5 millones de euros), o 27 centavos por acción en el primer trimestre fiscal, que se compara con 893 millones de dólares o 49 centavos por acción, un año antes.

Excluyendo ciertos extraordinarios, tuvo una ganancia de 39 centavos por acción, comparada con un pronóstico promedio de 40 centavos.

Los ingresos de soluciones empresarias de Dell crecieron un 3 por ciento a 4.800 millones de dólares, mientras que los ingresos de servidores y redes treparon un 11 por ciento.

Por el contrario, los ingresos de consumidores se desplomaron un 23 por ciento a 2.500 millones de dólares, resaltando la difícil situación del mercado más amplio de ordenadores personales, y las ventas a las grandes corporaciones descendieron un 8 por ciento a 4.200 millones de dólares en el trimestre.

 
Dell reportó el jueves una caída de las ganancias de un 47 por ciento, dañadas por una caída en las ventas de ordenadores personales y una demanda más débil por parte de las grandes corporaciones. En la imagen de archivo, un hombre limpia el logo de Dell en un centro de exposiciones en Hannover, el 28 de febrero de 2010. REUTERS/Thomas Peter