España y Portugal, en recesión, buscan nuevas relaciones con Latinoamérica

jueves 15 de noviembre de 2012 14:11 CET
 

CÁDIZ (Reuters) - En siglos pasados, la ciudad portuaria de Cádiz tuvo un papel destacado en el comercio entre España y las colonias de América Latina, con la llegada de tesoros a la madre patria de las minas y las plantaciones del imperio.

En las décadas más recientes, los empresarios españoles y portugueses se pasearon por el continente como parte de una ola de inversiones que llegó a conocerse como "la reconquista".

Sin embargo, los dirigentes reunidos aquí para la Cumbre Iberoamericana del viernes y sábado se enfrentan a unas relaciones que han cambiado profundamente en los últimos años. Las ex colonias podrían tener la llave de la salvación de la antigua metrópoli.

Las economías de España y Portugal prácticamente han naufragado en medio de la crisis de la zona euro. Ambas han necesitado ayuda externa para mantenerse a flote y los ciudadanos de ambos países han salido a las calles para protestar por las medidas de austeridad y la pérdida de empleo.

América Latina en su gran mayoría está prosperando, con un crecimiento medio superior al 4 por ciento en el último año. Ya no es un socio débil.

Marcar un nuevo rumbo económico y explorar nuevas oportunidades en comercio e inversión en estos tiempos difíciles será el principal objetivo de este encuentro en Cádiz.

"Antes España y Portugal decidían la agenda", expresó Ramón Pacheco Pardo, un experto en estudios sobre España, Portugal y América Latina del King's College en Londres.

"Ahora, la relación tiene más que ver con la economía, con la necesidad. España y Portugal realmente necesitan esos mercados. Es también una oportunidad para sentarse con países que saben lo que es atravesar una crisis económica".

La profundidad de la desesperación de los ciudadanos españoles y portugueses fue evidente en los días recientes. Millones de personas salieron a las calles en ambos países y otras partes de Europa el miércoles por los recortes sociales, en las pensiones y en los empleos públicos.   Continuación...

 
En siglos pasados, la ciudad portuaria de Cádiz tuvo un papel destacado en el comercio entre España y las colonias de América Latina, con la llegada de tesoros a la madre patria de las minas y las plantaciones del imperio. En las décadas más recientes, los empresarios españoles y portugueses se pasearon por el continente como parte de una ola de inversiones que llegó a conocerse como "la reconquista". En la imagen, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (D), habla con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, en una fotografía de archivo en Río de Janeiro el 20 de junio de 2012. REUTERS/Paulo Whitaker