La recesión en Portugal se intensifica en el tercer trimestre

miércoles 14 de noviembre de 2012 17:43 CET
 

LISBOA (Reuters) - La recesión en Portugal se intensificó en el tercer trimestre, debido a una desaceleración en el crecimiento de las exportaciones y a la persistente debilidad de la demanda interna por un programa de austeridad impuesto en virtud del rescate financiero internacional solicitado por el país.

La economía portuguesa se contrajo un 3,4 por ciento interanual, dijo el miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), una aceleración respecto a la cifra revisada del trimestre anterior de una baja del 3,2 por ciento.

Se trata del séptimo mes consecutivo de contracción en lo que es la mayor recesión del país desde la década de 1970. Otros países de la zona euro golpeados por la crisis mostraron desempeños similares.

Los datos de Atenas mostraron que el Producto Interior Bruto (PIB) griego se contrajo un 7,2 por ciento interanual en el tercer trimestre, más que en los tres meses anteriores.

A nivel trimestral, el PIB de Portugal se contrajo un 0,8 por ciento, que se compara con un retroceso del 1,1 por ciento en los tres meses anteriores.

Los datos son una estimación preliminar.

La entidad dijo que las exportaciones aumentaron menos que en el trimestre anterior. El crecimiento de las exportaciones ha sido el único factor positivo para la economía durante su crisis.

"En la comparación trimestral, la caída fue más aguda de lo que esperábamos probablemente debido a una desaceleración de las exportaciones relacionada con huelgas de estibadores y exportaciones más débiles a España, nuestro principal socio", afirmó Teresa Gil Pinheiro, economista del Banco BPI en Lisboa.

Los sindicatos portugueses llevaban a cabo una huelga general, al igual que los españoles, el miércoles.   Continuación...

 
La recesión en Portugal se intensificó en el tercer trimestre, debido a una desaceleración en el crecimiento de las exportaciones y a la persistente debilidad de la demanda interna por un programa de austeridad impuesto en virtud del rescate financiero internacional solicitado por el país. En la imagen, varios manifestantes marchan por las calles de Lisboa el 14 de noviembre de 2012. REUTERS/Jose Manuel Ribeiro