La bolsa cierra con leve descenso en la jornada de huelga general

miércoles 14 de noviembre de 2012 18:57 CET
 

MADRID (Reuters) - La bolsa española cerró plana la sesión del miércoles mientras el país sufría su segunda huelga general en ocho meses con un seguimiento desigual.

Mientras los líderes sindicales españoles, apoyados por la huelga general en el país vecino Portugal y por diversas iniciativas en otros países de Europa, confiaban en que las protestas despertasen "alternativas" a las políticas de recortes, el Gobierno reafirmaba su senda hacia el déficit cero.

Además, en una comparecencia no programada, el comisario europeo de Asuntos Económicos refrendó precisamente el miércoles las políticas reformistas del Gobierno.

A pesar de ello, la prima de riesgo española volvía ligeramente al alza hasta los 461 puntos básicos desde los 450 puntos de la mañana.

Veinticuatro de los 35 valores del índice terminaron con baja destacando un descenso de más del siete por ciento en Abengoa tras los resultados anunciados la víspera mientras que Sacyr Vallehermoso cayó un 5,5 por ciento, adelantándose a unos resultados anunciados después del cierre.

La constructora lastrada por las provisiones de su 10 por ciento de Repsol, anunció unas pérdidas de 700 millones de euros, algo inferiores a lo previsto por los analistas.

Entre otras compañías del sector que presentaron débiles resultados esta semana también destacaban entre los valores en rojo, con descensos del 4,6 por ciento en FCC, 3,3 por ciento en ACS y 1,45 por ciento en Acciona.

Entre los valores de mayor peso, Santander bajó un 0,7 por ciento y Repsol se dejó un 0,2 por ciento, aunque el descenso global se vio limitado por repuntes del 0,1 por ciento en Popular, del 0,6 por ciento en Gas Natural e Iberdrola y del 0,05 por ciento en Telefónica.

Técnicas Reunidas destacó con alza del 3,7 por ciento tras unos resultados a nueve meses en línea con lo previsto.   Continuación...

 
La bolsa española cerró plana la sesión del miércoles mientras el país sufría su segunda huelga general en ocho meses con un seguimiento desigual. Mientras los líderes sindicales españoles, apoyados por la huelga general en el país vecino Portugal y por diversas iniciativas en otros países de Europa, confiaban en que las protestas despertasen "alternativas" a las políticas de recortes, el Gobierno reafirmaba su senda hacia el déficit cero. En la imagen, un cartel de la huelga general en Madrid el 14 de noviembre de 2012. REUTERS/Juan Medina