Dimite el jefe de la división Windows de Microsoft

martes 13 de noviembre de 2012 07:27 CET
 

SEATTLE (Reuters) - El directivo al que se consideraba favorito para ser el próximo consejero delegado de Microsoft ha dejado la mayor compañía de software del mundo, apenas dos semanas después del lanzamiento de su sistema operativo Windows 8 y del primer dispositivo informático fabricado por la empresa.

La salida de Steven Sinofsky, veterano por 23 años en la firma y jefe de su unidad Windows, fue inesperada y ni el CEO de Microsoft, Steve Ballmer, o Sinofsky ofrecieron una explicación, pese a que un importante ejecutivo de la compañía, que pidió no ser identificado, dijo que la decisión fue "mutua".

"Esta es una noticia impactante. Esto es muy sorprendente", dijo Brendan Barnicle, analista de Pacific Crest Securities. "Como muchas personas, pensaba que Sinofsky estaba en fila para posiblemente suceder a Ballmer", agregó.

Ballmer dijo el lunes a los empleados en un comunicado que "Steven Sinofsky ha decidido dejar la compañía".

En una declaración posterior para los medios, agregó que es "imperativo que continuemos impulsando la alineación en todos los equipos de Microsoft, y que tengamos ciclos de desarrollo más integrados y rápidos para nuestras ofertas".

Esto podría interpretarse como una crítica a Sinofsky, de 47 años, conocido como un líder intransigente que ejercía un poder inmenso a la cabeza de la unidad de Windows, el centro tradicional de la estrategia de Microsoft. También podría sugerir que Ballmer, de 56 años, no estaba contento con el ritmo de los avances realizados bajo Sinofsky.

"Dentro del ciclo principal de Microsoft, Sinofsky estaba cumpliendo en el borde inicial", dijo Colin Gillis, analista de BGC Financial. "Pero ahora la competencia ha pasado de un ciclo de un año a un ciclo de seis meses", agregó.

Sinofsky, que comenzó su carrera en Microsoft como el asistente técnico de Bill Gates, más tarde revisó la división de Microsoft Office antes de que fuera designado para gestionar el lanzamiento del Windows 7 en 2009.

Esto fue considerado como un éxito y Sinofsky se encargó entonces de supervisar Windows 8, el sistema operativo de Microsoft con nueva imagen y apto para pantallas táctiles, diseñado para cerrar la brecha con los líderes de la computación móvil Apple y Google.   Continuación...

 
El directivo al que se consideraba favorito para ser el próximo consejero delegado de Microsoft ha dejado la mayor compañía de software del mundo, apenas dos semanas después del lanzamiento de su sistema operativo Windows 8 y del primer ordenador fabricado por la empresa. En esta imagen de archivo, Steven Sinofsky, presidente de la división Windows de Microsoft, en el lanzamiento del sistema operativo Windows 8 en Nueva York, el 25 de octubre de 2012. REUTERS/Lucas Jackson/Files